Edición Impresa

"Aunque haya ruidos, vamos por el buen camino", diagnosticó Bonfatti

"Habrá ruidos en la transición; habrá acoples y desacoples. Pero estamos confiados en que vamos por el buen camino". A tal inusual fórmula apeló ayer el gobernador, Antonio Bonfatti, al...

Jueves 09 de Enero de 2014

"Habrá ruidos en la transición; habrá acoples y desacoples. Pero estamos confiados en que vamos por el buen camino". A tal inusual fórmula apeló ayer el gobernador, Antonio Bonfatti, al inaugurar la Dirección General de Policía de Investigaciones y la puesta en funciones del jefe provincial de la flamante institución y de los cinco jefes regionales. El mandatario no pudo evitar aludir así a los ecos de las polémicas públicas que precedieron al anuncio.

Contrariando su costumbre el jefe del Estado santafesino no hizo declaraciones a la prensa luego del acto en el que lo acompañaran los ministros de Gobierno y Reforma del Estado, Rubén Galassi; y de Seguridad, Raúl Lamberto; el fiscal general, Julio de Olazábal; y el subsecretario organizador de la Policía de Investigaciones, Víctor Moloeznik.

El nuevo sistema penal que regirá en la provincia desde el 10 de febrero venidero contará con el auxilio de esta policía especializada que, para sectores de la oposición, colisionará operativamente con la policía judicial creada por ley y vetada en la mayoría de sus artículos por el gobernador.

"Así como en el sistema penal van a coexistir las viejas causas durante tres años, hasta que concluyan, y a partir del 10 de febrero todas las causas nuevas se tramitarán a través del nuevo proceso penal, también en la policía habrá acoples similares. Esta nueva Policía de Investigaciones queda bajo la estructura orgánica de la policía, pero con dependencia funcional del Ministerio Público de la Acusación. Estamos convencidos de que vamos por buen camino, de que hay una planificación a mediano y largo alcance, y de que vamos a transformar a la policía de la provincia de Santa Fe en un ejemplo para el país".

Las nuevas autoridades que asumieron son el director general de la Policía de Investigaciones, comisario mayor Luis Bruschi, y los jefes de las unidades investigativas de las 5 regiones, entre ellos Marcelo Marcos, correspondiente a Rosario.

Previamente Lamberto también había enfatizado que "se necesitan investigadores capacitados, profesionales, preparados para hacer frente a investigaciones que deberán ser defendidas en procesos orales, para lo cual habrá que llegar con investigaciones serias, conservando la cadena y la actividad probatoria, y los fundamentos que permitan defender las actuaciones policiales".

El subsecretario organizador, por su parte, subrayó: "Hay dos objetivos en el horizonte: por un lado, ante el desarrollo y la compleja evolución del mundo criminal, el Estado debe idear nuevas herramientas para enfrentarlo, más creativas, flexibles y apoyadas en el uso de las tecnologías. Por otro lado, uno de los desafíos institucionales que tiene la provincia a partir del 10 de febrero es el inicio de un nuevo sistema de Justicia penal y, en ese contexto, esta fuerza debe estar al servicio y disposición de los fiscales para auxiliarlos en sus investigaciones".

"Esperamos llegar al 10 de febrero con una estructura mínima para que el ministerio público pueda tener un interlocutor con un ámbito de mayor validez y legitimidad para auxiliarlo. El 10 de febrero es el punto de partida para una iniciativa política muy fuerte, que se propone reformar el sistema penal santafesino y el aparato de investigación del Estado.

Para arrancar, vamos a privilegiar lo cualitativo por lo cuantitativo. Para el 10 de febrero no tendremos un cuerpo de policías de investigaciones muy extenso. Hoy tenemos 1.200 efectivos que realizan tareas de investigación. Esperamos alcanzar ese número en este nuevo cuerpo policial. Vamos a solicitarle colaboración a embajadas extranjeras para que nos envíen instructores de fuerzas como el FBI", dijo luego a la prensa Moloeznik.

La dirección flamante se encontraba contemplada en las "Bases para una seguridad democrática", anunciadas por el gobernador en noviembre de 2012. Con la sanción de la ley de emergencia en seguridad pública, quedó plasmada entre las facultades del Poder Ejecutivo la creación de esta área en materia de investigaciones criminales. Entre los fundamentos esgrimidos que justifican la creación de la Policía de Investigaciones, se encuentra la necesidad surgida del análisis de la realidad del fenómeno criminal contemporáneo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS