Edición Impresa

"Aún esperamos que se haga justicia por el atentado a la embajada"

Ministro consejero y vicejefe de Misión de la embajada de Israel en Argentina. Antes se desempeñó como funcionario del servicio diplomático israelí en Vietnam.

Lunes 23 de Marzo de 2015

El ministro consejero de la embajada de Israel en Argentina, Natan Brooks, tiene el ABC del diplomático en su discurso: se muestra medido, equilibrado y evita cualquier palabra que encienda un atisbo de polémica. Reconoce que entre su país y la Argentina “hay algunos puntos” en que no están totalmente de acuerdo, pero prefiere enfocarse en las coincidencias y en el diálogo fluido de la relación bilateral.
  Acompañado por Alejandro Orchansky, cónsul honorario de Israel en Córdoba, Santa Fe y Tucumán, Brooks estuvo en Rosario para participar, el martes pasado, de un acto recordatorio por los 23 años del atentado de la embajada de Israel. “Esperamos que Argentina, como Estado, lleve a los responsables a juicio, como corresponde”, sentenció el diplomático en una entrevista con  La Capital, y añadió: “La lucha contra el terrorismo no tiene que estar atravesada por la política o sus vaivenes”.
  —A 23 años del atentado a la embajada de Israel, ¿cuál es la evaluación del proceso judicial que se vino desarrollando hasta la actualidad?
  —Vamos ir a lo concreto, a lo que ya sabemos de lo que ha sido este proceso de lo que ha pasado aquí. En 1999, la Corte Suprema de Justicia argentina sacó dos sentencia, una que dice que Hezbolá fue el autor y que Irán estaba detrás en la realización del atentado. Aun esperamos que se haga Justicia y que alguien sea juzgado, porque el atentando obviamente tiene ejecutores.
  —¿Cómo analizó su gobierno la polémica que enfrentó a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y la Corte Suprema de Justicia en torno al atentado a la embajada?
  —Desde el Estado de Israel esperamos claramente que la Argentina lleve a los responsable del atentado a juicio, como corresponde. El Estado de Israel no interviene en cuestiones internas entre los poderes de la Argentina y no tenemos nada para decir al respecto. No hablo de la voladura, en que sí Israel tiene algo para decir, sino de la cuestión de cómo se dilucida el atentado en la Justicia, pero no entramos en la discusión de jurisdicciones. Lo que es importante entender es que el terrorismo impacta sobre todos de manera igual, independientemente de quién sea quién. El terror no discrimina entre nacionalidades. Los 29 muertos del atentado de la embajada de Israel son de distintas nacionalidades, de distintos orígenes. Y cuando hablamos del atentado lo que tenemos que entender es que no podemos ser ambiguos, hay que ser claros: se está de un lado o del otro. La lucha contra el terrorismo no tiene que estar atravesada por la política o sus vaivenes. Hay que estar del lado de la justicia y de la paz.
  —El ex embajador Itzhak Avirán, cuando le preguntaron sobre los responsables de los atentados a la embajada y a la Amia, dijo que Israel ya había dado cuenta de los responsables, dando a entender de que los habían asesinados...
  —Todo lo que se dice del tema de Avirán es lo que se lee de una entrevista que le hizo un periodista. No se escuchó directamente de Avirán y no representa la posición formal y oficial del Estado de Israel. Y no lo dice como embajador, sino después de que terminó su misión diplomática. En realidad estamos hablando de una cita, en la que el periodista pudo haber malentendido o puede haber citado en forma parcial. No es por defenderlo, pero habría que ver qué quiso decir originalmente. Pero lo que está claro que no es la posición oficial del Estado de Israel.
  —¿Por qué cree que en el lapso de dos años, la Argentina fue el objetivo de dos atentados terroristas?
  —Hay que recordar que no es solo Argentina. En los principios de los noventa se da en otros países, ahora vemos lo de Francia, Tailandia, Israel mismo. Hoy es 17 de marzo y es un día para no preguntarse ni dónde, ni contra quién, sino para decir que estas cosas no pueden pasar. La lucha contra el terror es una lucha de todos los días y eso es lo importante. Hoy es un día para recordar y para poner un límite, que tiene que ver con lo que decía antes, que es dividir el mundo entre los que están de un lado y los que están del otro tratando de ir por la justicia y la paz. Yo leo mucho y entre los que leo hay muchos que tratar de explicar, cuando hablamos de terrorismo, “por qué a este grupo”, “por qué en este lugar”. Los porqués se repiten permanentemente. Hay que ir contra los extremismos y decir “no” antes de preguntarse “por qué”. Si uno llega al “por qué” no está bien, porque se empieza a buscar las justificaciones.
  —De todas formas, una de las hipótesis que circuló es que la Argentina sufrió esos atentados porque tenía los controles relajados y otra es que se habló de que no hubiesen podido hacer eso sin ayuda de fuerzas argentinas, lo que se dio en llamar “la conexión local”...
  —También puedo preguntarme, como ciudadano israelí, por qué en Israel hay atentados. En Europa, como Francia y Dinamarca, que también hubo atentados en los últimos tiempos. La idea del terrorismo en esa, generar miedo. Lo que debería pasar es que contra el miedo deberíamos decir “no”, pero con una voz clara. Hay que ser contundente, no es un problema israelí, es un problema de la humanidad. Cuando hay un Estado cuyo presidente dice que a otro país hay que eliminarlo de la faz de la tierra, la sociedad de las naciones debe decir “no”, que eso no es tolerable. Y cuando vemos la mano de ese país (Irán) en un montón de hechos terroristas a lo ancho y a lo largo del mundo, no hay que preguntarnos a nosotros “por qué”, hay que preguntarle a ellos los motivos. Ahora mismo en que estamos hablando se están desarrollando elecciones en Israel, donde el tercer partido más importante es un partido árabe. El 10 por ciento de la población que vota a ese partido tiene voz y votos. Y si lo miramos en el contexto de medio oriente, Israel es un ejemplo de democracia donde el voto es para los varones, para las mujeres, no importa la elección sexual que tenga o lo que fuere. Eso es un ejemplo, y en medio oriente me animo a decir que es un ejemplo único. ¿Por qué atentados en Argentina, en Israel? Hay mucho en común en estos temas entre Argentina e Israel, el tema de la democracia, y en otros países también.
  —Sin nombrarlo, usted se estaba refiriendo al ex presidente iraní Mahamud Ahmadineyad. Bajo su gestión, la Argentina encaró un memorándum de entendimiento para tratar de juzgar a los responsables iraníes del atentado de la Amia. ¿Cuál es la visión de Israel en este punto?
  —Israel dice claramente y de una forma transparente que no se puede confiar en Irán. Es un país sin derechos humanos, de ejecuciones sin juicio. El presidente de ese país dice que hay que eliminar a Israel y nosotros sabemos que va hacia la concreción de tener armamento nuclear. Esta es la posición israelí y lo que tratamos de contar. Es lo que dijo nuestro primer (Benjamín) Netanyahu ante el congreso americano y lo decimos en las Naciones Unidos y en cada foro que se puede.
  —Cuando se critica a la presidenta argentina por intentar un acuerdo con Irán, ella se justifica diciendo que Estados Unidos también está hoy en una posición de diálogo con Irán...
  —Nosotros estamos convencidos de que lo que estamos diciendo respecto de Irán.
  —¿Cómo está hoy la relación entre Israel y Argentina?
  —En forma natural hay un diálogo permanente entre Israel y Argentina, hablamos de todos los temas. Hay cosas en que estamos más de acuerdo y en otras menos de acuerdo. Se intercambian ideas y se sigue adelante.
  —¿Cuáles son las cosas en que están de acuerdo y cuáles no?
  —Hablemos de fútbol, que es mejor (risas), de cómo están Newell’s y Central. En realidad intercambiamos ideas, no hay temas. Lo importante es que hay diálogo y seguimos adelante.
  —Como representante diplomático israelí, ¿cómo ha seguido el caso de la muerte del fiscal Nisman?
  —Es un tema que puede ser interpretado de muchas maneras. Hay que esperar, no es lo momento de hablar del tema. Lo que esperamos es que llegue la Justicia. Hubo un atentado a la embajada, otro en la Amia; nuestro mensaje es no al terror y no al terrorismo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario