Edición Impresa

Atrapan a un ex capellán del Ejército que se había fugado al Paraguay

Interpol capturó en Ciudad del Este, República del Paraguay, al ex capellán castrense Aldo Omar Vara, de 80 años y ya jubilado, que estaba prófugo de la Justicia federal de Bahía Blanca, donde se lo imputa de delitos de lesa humanidad.

Miércoles 30 de Abril de 2014

Interpol capturó en Ciudad del Este, República del Paraguay, al ex capellán castrense Aldo Omar Vara, de 80 años y ya jubilado, que estaba prófugo de la Justicia federal de Bahía Blanca, donde se lo imputa de delitos de lesa humanidad.

Así lo informó ayer la Procuración General de la Nación, que especificó que el ex sacerdote fue trasladado a Asunción y está a disposición del juez paraguayo Hugo Sosa Pasmor, quien deberá resolver sobre el pedido de extradición a Argentina solicitada por el juez bahiense Alvaro Coleffi.

De 1971 a 1979 Vara revistó como capellán del Comando del V Cuerpo de Ejército y del Batallón de Comunicaciones de Comando 181, con el grado castrense de capitán, y se encontraba prófugo desde el 7 de agosto del año pasado, cuando se ordenó su captura.

Los fiscales Miguel Palazzani y José Nebbia imputan a Vara una participación en delitos de secuestros, torturas y homicidios perpetrados contra un centenar de víctimas en La Escuelita y otros centros clandestinos de detención en la zona de Bahía Blanca. Para los acusadores, las pruebas reunidas "dan cuenta de la presencia de Vara" en los centros clandestinos.

"El rol de Vara no fue el de dictar su homilía en la capilla o llevar los oficios de la institución eclesiástica al Ejército, sino, y en ejercicio de su función militar, garantizó la continuidad de la privación ilegal de la libertad y torturó psíquicamente a los cautivos", indicaron los fiscales.

Los entonces camaradas del cura fueron condenados en 2011 y 2012 por el Tribunal Oral Federal de Bahía Blanca, que impuso 14 penas a prisión perpetua y tres sentencias mayores a los 17 años de cárcel.

Capturado en Tucumán. El ex agente de la policía de Santiago del Estero Roberto Díaz Cura fue detenido en Tucumán por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).

El represor se había fugado en 2011 antes de que comenzara el juicio por la causa Aliendro, en la que está imputado por los delitos de privaciones ilegítimas de la libertad, tormentos y asociación ilícita.

Díaz era oficial ayudante del Departamento de Informaciones Policiales (DIP) y participó de la estructura represiva bajo las órdenes del ex jefe de Inteligencia Musa Azar y del ex subjefe del DIP Miguel Tomás Garbi, ambos condenados a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario