Edición Impresa

Atrapan a dos prófugos de una banda narco desarticulada hace un año en Funes

Les imputan ser parte del grupo que lideraba Leonardo Popea. En los domicilios requisados se incautaron algo más de 300 gramos de cocaína, dinero en efectivo, armas de fuego y un auto.

Domingo 01 de Junio de 2014

Dos hombres que eran buscados desde hace un año en el marco de la investigación "Otoño blanco", operativo que permitió desbaratar en mayo de 2013 una importante banda dedicada a la comercialización de drogas liderada por Leonardo Popea y asentada en la ciudad de Funes, fueron detenidos ayer en dos allanamientos realizados en la zona oeste de Rosario. En los domicilios requisados se incautaron algo más de 300 gramos de cocaína, dinero en efectivo, armas de fuego y un auto.

Hasta el 8 de mayo del año pasado Leonardo Popea, de 57 años, jamás había sido rozado por ninguna investigación de narcotráfico. El hombre tenía antecedentes por defraudación, falsificacion de moneda y encubrimiento de robo, pero desde aquel día quedó acusado de ser el responsable de una cocina (funcionaba en Spegazzini al 3700) y un laboratorio de cocaína (Ugarte al 700) que alimentaba a quioscos ubicados en cinco ciudades del sur provincial. La rentabilidad de la venta de estupefacientes, dijeron entonces los pesquisas, le permitió un vertiginoso crecimiento económico que lo llevó a residir en una coqueta vivienda en Funes.

Agentes de la Dirección de Control y Prevención de Adicciones de la policía provincial junto a sus pares de la Policía Federal llegaron a Popea un año atrás a través de la interceptación de llamadas telefónicas que permitieron saber que el hombre era el abastecedor de quioscos de drogas ubicados en la zona noroeste de Rosario, Granadero Baigorria, Correa, Coronda y Cañada de Gómez. Y les llamó la atención que por los volúmenes de venta que tenían esas bocas de expendio la capacidad del proveedor, que era exclusivo, era enorme.

La punta de la investigación fueron denuncias de vecinos sobre quioscos cuyos proveedores resultaron detenidos en hechos esporádicos y que llevó adelante el fiscal federal Mario Gambacorta con la anuencia del juez Carlos Vera Barros. Así, el 7 de mayo de 2013 los pesquisas apresaron a Popea cuando circulaba en su auto por avenida Pellegrini y Garzón llevando un kilo de cocaína y tres teléfonos celulares. Tras ello se allanó su casa de calle Lennox al 2400, en Funes, y se dispusieron una serie de operativos para el día siguiente.

Entonces, el 8 de mayo de 2013 unos 120 efectivos realizaron 23 allanamientos en los que hubo 10 detenidos (entre ellos un ex policía) y se incautaron 29 kilos de cocaína, 3,6 kilos de marihuana, 122 kilos de sustancias diversas para estirar la cocaína, 57 litros de precursores químicos, tres autos (un Peugeot 307, un Chevrolet Corsa y un VW Gol) y dos motos (una Honda Tornado XR 250 y una Gilera 110). También se decomisaron 2 prensas con moldes, 6 balanzas de precisión, 37 celulares y una pistola 9 milímetros.

Sin embargo, en ese operativo en el cual se intentó dar con los distribuidores que componían la segunda línea de la banda, a los pesquisas se les escaparon dos hombre que estuvieron prófugos hasta ayer. Incluso, una de las viviendas requisadas en esta ocasión ya había sido visitada por la policía hace un año, aunque esa vez sólo encontraron la cama vacía y las sábanas aún tibias.

Irrupción. Ayer, poco después de las 7, la Sección Inteligencia Zona Sur de la ex Drogas Peligrosas con el apoyo de la Tropa de Operaciones Especiales allanó una vivienda de Ugarte al 700 (detrás del Mercado de Concentración de Fisherton) donde detuvieron al prófugo Diego Jesús V., de 34 años, y se secuestraron 154 tubos eppendorf vacíos (para fraccionar cocaína), 331 gramos de cocaína (un bochón de 300 gramos y 21 bochitas), un revólver calibre 22 largo nuevo y cargado, y un rifle de aire comprimido.

En tanto, en Nocheto al 600, en el barrio Gráfico, apresaron a Javier Emanuel G., de 22 años, y se incautaron 33 gramos de cocaína, unos 3 mil pesos, 20 euros, 5 celulares alta gama y un Fiat Uno.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario