Edición Impresa

Atletismo: Lanzados hacia el clásico rosarino

Rosario palpita la vuelta del clásico más importante de su fútbol. La ciudad ya respira el Central-Newell's del próximo domingo y nadie, ni siquiera el que pretenda resistir estoicamente, puede...

Jueves 17 de Octubre de 2013

Rosario palpita la vuelta del clásico más importante de su fútbol. La ciudad ya respira el Central-Newell's del próximo domingo y nadie, ni siquiera el que pretenda resistir estoicamente, puede quedar aislado. De una u otra forma el partido se empezó a jugar. En la calle, en los colectivos, en los bares, en los lugares de trabajo y hasta en los terrenos de otras disciplinas deportivas. Como en el estadio Municipal Jorge Newbery, donde dos de los máximos representantes del atletismo rosarino se prestaron para esta producción. Jorge Balliengo (lanzamiento de disco) y Fabián Di Paolo (lanzamiento de martillo), leproso y canalla respectivamente, no son la excepción de quienes viven con adrenalina esta semana especial. Aunque más allá de los colores, coincidieron en dejar un mensaje claro: "Hay que vivirlo y disfrutarlo como lo que es, un partido de fútbol. Nada más".

Desde todos los rincones de Rosario desde donde se actúe con raciocinio, el deseo es el mismo: que el partido se viva como lo que verdaderamente es. No es un asunto de vida o muerte. Por eso, a pesar del anhelo interior de que triunfe el equipo del que se es hincha, los atletas, que saben más que nadie lo que significan los grandes espectáculos deportivos, no se quedan al margen a la hora de dar ese mensaje: "Con algunos amigos nos venimos chicaneando hace rato pero tranquilos, no lo hacemos desde la locura que por momentos se vive en la calle por un partido de fútbol. Ojalá que el domingo salga todo bien, que se lo tome como lo que es, un juego, y que no tengamos que ver otra cosa más que lo lindo del fútbol", reflexionó Di Paolo.

El lanzador de martillo, que nació en Rosario y vivió en Santa Fe hasta hace siete años cuando volvió a esta ciudad, reveló que de chico un tío intentó hacerlo de Boca, simpatizó por Unión pero Central lo desveló. "Cuando llegué otra vez a Rosario, casi todos mis conocidos eran de Central. Pero sobre todo, me gusta la forma con que lo vive su gente, cómo se siente esa cancha cuando juega el equipo".

Di Paolo es atleta pero también es taxista. Sus tiempos se dividen entre el entrenamiento de alto rendimiento y el trabajo arriba del auto. De ahí que no tenga demasiadas posibilidades de ir a la cancha seguido, aunque no se pierde detalle de cómo le va al equipo, especialmente en la última campaña con la que volvió a primera división. Y a la vuelta del Canalla a la máxima categoría la imagina de la mejor manera: "Para mi gana Central 2 a 0". Sin embargo por cábala, no se une a esas apuestas que le dan forma al folclore del fútbol. No va a jugar nada, ni siquiera con su amigo y compañero de entrenamientos, Jorge Balliengo, "porque siempre me gana". Palito, en cambio, tiene la idea de convencerlo y "seguramente apostaremos comida, siempre que jugamos algo es comida, je".

Balliengo, a quien su tío lo había hecho de River, se enamoró de Newell's en medio de una familia leprosa y porque "en mi época de saltador siempre representé a Newell's". Y como nunca, está a la expectativa de este equipo: "Lo que dejó el Tata Martino es buenísimo. De chico lo miraba jugar, me acuerdo de sus vendas blancas, era impresionante verlo. Del torneo pasado no me perdí ningún partido, el equipo juega bárbaro, incluso ahora con Berti", analizó el discóbolo, que sobre la imposibilidad que tendrán los hinchas visitantes de ir al estadio, agregó: "Es una lástima porque va a ganar Newell's. Pero esta sociedad no aprende y hubo que tomar medidas drásticas. Así que me parece bien que así sea. Por lo menos yo no quiero escuchar más sobre una muerte en el fútbol.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS