Edición Impresa

Atentaron en Arroyo Seco contra la casa del director de un semanario

El director del semanario La Posta, de Arroyo Seco, sufrió ayer un atentado contra su vivienda que destruyó completamente su auto y lo obligó a huir de su propia vivienda. El hecho ocurrió a las 2...

Viernes 26 de Abril de 2013

El director del semanario La Posta, de Arroyo Seco, sufrió ayer un atentado contra su vivienda que destruyó completamente su auto y lo obligó a huir de su propia vivienda. El hecho ocurrió a las 2 de la madrugada en el domicilio de Maximiliano Pascual, ubicado en la calle Carlos Gardel del barrio San Cayetano de esa ciudad, donde el periodista vive con su esposa y la hija de ésta, de 13 años. El vehículo se encontraba estacionado en una cochera abierta junto a la vivienda y la familia se percató del incendio tras escuchar una explosión en ese sector de la casa.

Pascual, de 38 años, dirige el semanario que circula en Arroyo Seco y otras localidades de la zona desde hace siete años. "Tuvimos que salir por la ventana porque el auto estaba estacionado junto a la puerta de entrada y nos quedamos con mi mujer cómo se consumía. Por suerte a la nena, que tiene 13 años, esa noche le tocaba dormir con el papá", contó a LaCapital.

Los daños sufridos en el vehículo, una Chevrolet Meriva modelo 2008, fueron totales. El fuego alcanzó también parte de la casa, destruyó el aire acondicionado, alcanzó parte de la mampostería y de la instalación eléctrica, aunque no produjo más daños que los materiales. Los bomberos indicaron que el incendio se inició dentro del auto, por lo que se sospecha que los autores habrían arrojado un artefacto incendiario de tipo casero contra los vidrios o debajo del auto.

Con el trabajo. Aunque no puede atribuirlo a ningún hecho puntual, el periodista está convencido de que al atentado se vincula a su trabajo. La Posta es un medio muy crítico de la administración local, ha publicado temas vinculados al narcotráfico y ha hecho denuncias sobre problemas ambientales que afectan intereses privados. Pero conociendo la profesión, Pascual aclaró que "en esto nunca se sabe, uno se llena de enemigos en distintos lugares y quién te dice, por ahí aparece un loquito de una hinchada al que no le gustó lo que publicaste, viene puesto y te prende fuego la casa", aclaró. Y advirtió que las consecuencias del incendio podrían haber sido peores de no haber sido por la rápida intervención de los bomberos, ya que la casa también fue alcanzada por el fuego en la parte exterior.

Pero la teoría de que el hecho se vincula al trabajo y a loq ue publica La Posta se abona aún más teniendo en cuenta que hace un año y medio el periódico recibió una agresión similar, cuando la periodista Emilse Cecchi, socia de Pascual, sufrió un atentado en su domicilio con una bomba molotov dentro de la cochera de su casa, donde también guardaba su vehículo. La agresión ocurrió el 13 de octubre de 2011, y aunque en aquella ocasión los daños fueron menores, se repiten varios detalles que hacen sospechar que podría haber algún vínculo entre uno y otro atentado.

Pascual recordó anoche a este diario que en aquella oportunidad "pusieron un móvil dos o tres días, pero no se avanzó en absoluto con la investigación, que finalmente quedó en la nada". Por eso, ayer se presentó con un abogado en la Jefatura de la Unidad Regional II de policía donde asentó la denuncia y brindó detalles sobre el trabajo que realiza el semanario, "para que al menos tengan una idea más cabal acerca de dónde puede venir esto".

Su colega Cecchi, en tanto, afirmó que puso en conocimiento del hecho a las autoridades provinciales y que el secretario de Seguridad de la provincia, Matías Drivet, puso a disposición de los periodistas los medios necesarios para llegar al esclarecimiento del hecho. "Personalmente le pedí a las autoridades que se ocupen de investigar y encontrar a los culpables, porque la impunidad produce esto: la otra vez atentaron contra mi casa y como no pasó nada, volvieron a hacerlo contra la vivienda de Maximiliano, en un atentado que tiene muchas semejanzas. No deberíamos acostumbrarnos a esto. Esto muestra que hay impunidad, y si fueron capaces de llegar hasta aquí, mañana pueden ir más lejos", remató.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS