Edición Impresa

Atacan a un médico y destrozan equipos en un sanatorio de Venado

A golpes, un grupo irascible le fracturó la mandíbula al jefe de terapia intensiva y rompió aparatos de vital importancia de esa área. La brutal reacción provino de familiares y allegados de una joven que murió.  

Martes 16 de Abril de 2013

Un grupo de familiares y allegados a una joven fallecida en el Sanatorio San Martín de Venado Tuerto agredieron al jefe de terapia intensiva de ese nosocomio, generándole serias lesiones en la cara. La tromba provocó además destrozos en ese sector, donde había varios pacientes internados en delicado estado de salud. Todo ocurrió mientras en una habitación contigua se estaba practicando una operación a corazón abierto.

La joven fallecida es Noelia Fernanda Muñoz, a quien le practicaron una cesárea programada el martes pasado en el San Martín. El bebé, que había alcanzado los siete meses de gestación, fue derivado ese mismo día a un instituto de neonatología para su mejor atención. En tanto, la madre fue dada de alta luego de recibir la debida atención por la intervención quirúrgica y también por algunas complicaciones típicas de la presión arterial, explicaron fuentes del nosocomio.

El jueves, Noelia volvió a ingresar al sanatorio porque se sentía mal. Desde el centro de salud explicaron que de acuerdo al cuadro que presentaba, fue internada en la sala de terapia intensiva donde murió el viernes a la noche, "como consecuencia de un aneurisma de aorta toráxica, un cuadro irreversible por el que se muere en cualquier sanatorio del mundo", explicó a La Capital el titular del instituto privado, Emilio Venturelli.

"No es que hubo mala praxis ni nada que se le parezca. El cuadro fue complejo en todo momento del embarazo", aclaró el directivo.

Reacción violenta. Al conocer la noticia del deceso y disconformes con la atención médica que recibió la joven madre, unas diez personas, entre familiares y allegados "entraron a los gritos diciéndonos que nos iban a matar a todos y hasta incluso no tuvieron reparos en entrar en un lugar donde había seis personas en estado delicado, con respirador artificial en algunos casos y rompieron aparatos vitales. Si uno ve las imágenes de las cámaras realmente se sorprendería lo que pasó esa noche del viernes a las 22.30", contó el titular del sanatorio.

Los agresores además descargaron su ira golpeando al jefe de turno de terapia intensiva, Carlos Bizoni, a quien "le fracturaron la mandíbula y ayer (por anteayer) fue operado. El viernes este profesional estaba recuperando un paciente operado del corazón y al salir de la sala de cirugía se encontró con los irascibles muchachos que lo golpearon brutalmente hasta quebrarle la mandíbula, pese a que no tenía responsabilidad directa con la paciente de 29 años que había muerto en una sala contigua", señaló Venturelli.

En tanto, otro médico de apellido Ferrer tampoco escapó a las agresiones, aunque no fueron tan severas como las que recibió Bizoni.

"Nosotros estamos para salvar vidas y no queremos que se nos mueran los pacientes. No entendemos esta reacción desmedida por parte de diez personas que coparon el sanatorio, más allá que comprendemos el dolor que significa la pérdida de una vida tan joven. De todas maneras, rescato la conducta de los padres de esta chica fallecida y al marido, quienes no participaron en la gresca", aclaró el director del nosocomio.

Denuncia penal. El equipo de abogados del Sanatorio San Martín realizará hoy una presentación judicial en la Fiscalía local por agresiones y destrozos en la sala de terapia intensiva, según confirmó Venturelli.

En tanto, hasta ayer la familia de la joven fallecida no había radicado acción judicial alguna en contra del centro de salud o de alguno de sus profesionales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS