Edición Impresa

Assa promete paliar la falta de agua en cinco barrios de la zona oeste

Como primera medida, dejarán de regar la cancha del Estadio Mundialista de Hockey a través de la red para consumo humano. La empresa se reunirá hoy con autoridades municipales a fin de evaluar alternativas para brindar un servicio adecuado.  

Martes 06 de Agosto de 2013

El presidente de la empresa Aguas Santafesinas SA (Assa), Sebastián Bonet, prometió ayer que se tomarán medidas para dejar de regar la cancha del Estadio Mundialista de Hockey (de césped sintético) con agua de la red y, de ese modo, paliar la falta de suministro en cinco barrios de la zona oeste de Rosario.

Tras la denuncia de los vecinos por la falta de agua en los barrios Los Unidos, Floresta, Tango, el de los terrenos de la Cooperativa de Vivienda y villa La Antena, ubicados en Calasanz al 9300 (Mendoza al fondo), Assa está intentando buscar soluciones a corto y largo plazo.

En ese marco, Bonet aseguró a La Capital que hoy mantendrán una reunión con la Secretaría General de la Municipalidad para ver qué trabajos se pueden realizar en esos barrios en forma inmediata.

Uno de ellos es empezar a utilizar el agua de perforación, con un tratamiento previo para regar la cancha y no utilizar el suministro que va por la red y es apto para el consumo humano.

El responsable de Relaciones Institucionales de Assa, Guillermo Lanfranco, explicó que "el estadio de hockey cuenta con una cisterna y se va a intentar que tenga una provisión de agua de perforación para, de ese modo, no utilizar la de la red".

El funcionario subrayó que esa "no es la solución de fondo" y que "no resolverá totalmente el problema, aunque sí lo aliviará".

Solución definitiva. Para tener idea de la cantidad de personas afectadas por la falta de agua, sólo en el barrio Floresta (cinco manzanas frente al estadio) viven 120 familias, en Tango otras 300 y entre Los Unidos y villa La Antena hay unas 500, según afirmó el titular del centro comunitario del barrio (Calasanz 9350), Eugenio Fernández.

Para que esos barrios cuenten con la suficiente provisión de agua potable la solución pasa por arreglar la planta potabilizadora de Rosario para que pueda extraer un mayor volumen de agua.

Lanfranco señaló: "En este momento la empresa está cambiando dos bombas viejas por otras dos nuevas que rinden el doble. Es como poner cuatro bombas de extracción de agua nuevas".

A esa importante mejora habrá que sumar las nuevas plantas: una que se inauguró en barrio Godoy, que mejorará la provisión para ese sector, y otra ubicada en la Zona Cero (inaugurada recientemente), que beneficiará sobre todo a Cristalería.

Paralelamente, el funcionario agregó que está en proceso de licitación otra planta en la zona suroeste, más concretamente en el barrio Toba.

Al respecto, calculó que las obras estarán listas recién para el verano de 2014, que es cuando aumentará el pico de la demanda.

El césped sintético del campo de juego del estadio de hockey se riega a diario con unos 80 mil litros de agua potable, porque la de pozo la deteriora.

En esta cancha sintética de agua (tal su nombre real) se echa mano a esa cantidad de líquido en los días más tórridos y de mayor actividad.

Esto aparece como un derroche frente a la cantidad de personas que vive en la zona y no cuenta con agua potable en sus viviendas.

Para dimensionar lo que significan 80 mil litros de agua basta saber que una familia de cinco personas puede gastar cien para lavar los platos, que se invierte algo más que eso para el ciclo de un lavarropas o se usan 2.500 para una pileta de lona chica.

En tanto, el presidente de Assa dijo a este diario que conocía la situación de los barrios y que "se está trabajando en el tema".

E insistió en que hoy mantendrán una reunión con la Municipalidad para tomar medidas, sobre todo "para que no se use agua potable para regar la cancha".

Bonet señaló que "hay alternativas y que se estudiará alguna otra variante".

Dejar de utilizar 80 mil litros de agua podría mejorar en parte la situación de los vecinos. "Tenemos muchos planes", sentenció el titular de Assa.

En ese contexto, los vecinos se tienen que arreglar con dos canillas ubicadas cerca del estadio, de donde sacan agua potable.

Una está por Calasanz al 9000, al norte de barrio Tango, y la otra en la esquina noroeste de la manzana de la cancha (Suindá y Jacobacci).

Son los puntos más visitados del barrio y los días de altas temperaturas se forman a los pies de ambos largas colas de carros, autos y personas de a pie con bidones en las manos para recoger un suministro indispensable.

A su vez, los vecinos comentaron que no sólo falta agua en el verano sino que está ocurriendo en esta época del año, cuando la demanda es menor. Ahora esperan que llegue la solución definitiva por parte de Assa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS