Edición Impresa

Asesinan de cuatro balazos desde una moto a un chico de 18 años

Mario Ramírez fue baleado el sábado a la noche en inmediaciones de Cavia y Sorrento. Hasta ayer no se habían establecido los motivos

Lunes 27 de Abril de 2015

Un muchacho de 18 años fue asesinado a balazos el sábado a la noche por dos hombres que le dispararon desde una moto. El violento episodio ocurrió en un humilde sector de la zona noroeste de la ciudad y anoche, al cierre de esta edición, los investigadores judiciales y policiales aún no habían podido determinar los motivos del ataque como tampoco habían localizado a los presuntos autores del crimen.
  Fuentes policiales señalaron que pasadas las 21 del sábado Mario Ramírez se encontraba a unos pocos metros del puente ubicado en inmediaciones de Cavia y Sorrento. Los voceros no consignaron qué hacía allí el chico ni tampoco si estaba con alguien más.
    Lo cierto es que en ese momento pasaron dos hombres jóvenes que circulaban a bordo de una moto color oscuro. Entonces,  según los voceros consultados, quien iba como acompañante en el rodado realizó una serie de disparos de arma de fuego.

Cuatro disparos. Al menos cuatro balazos atravesaron el cuerpo del joven de 18 años. Uno de los proyectiles le perforó el cráneo a Ramírez, que se derrumbó malherido. Poco después, familiares lo llevaron al Hospital Alberdi, pero  según las fuentes consultadas el chico murió en el camino.
  Un vocero de la Fiscalía Regional indicó que efectivos policiales de la comisaría 10ª, en cuya jurisdicción ocurrió el hecho, dialogaron con la hermana y con la madre del muchacho asesinado con la intención de conocer los  posibles motivos del ataque. Sin embargo, los familiares de Ramírez afirmaron que no sabían si el joven tenía conflictos de alguna especie con alguien.

Un antecedente. El muchacho vivía en un asentamiento precario del barrio Parque Casas situado en Cavia al 1200, en la zona noroeste de la ciudad, a unas pocas cuadras del lugar donde recibió los balazos mortales.
  Una fuente allegada a la pesquisa señaló que Ramírez había cumplido una medida de prisión domiciliaria por un robo a mano armada que había cometido, aunque no precisó cuándo ocurrió ni tampoco brindó detalles del atraco que le atribuyeron.

“No sabemos”. En ese contexto un cronista de La Capital llegó a la zona en la cual ocurrió el asesinato. Sin embargo, los vecinos consultados afirmaron ignorar lo que había ocurrido. “No sabemos nada”, afirmaron dos mujeres consultadas. La misma respuesta brindó un muchacho.
  La investigación del crimen quedó a cargo del fiscal de Homicidios Florentino Malaponte.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario