Edición Impresa

Asaltan a una familia y le llevan 70 mil pesos y una camioneta

Fue el jueves en el límite noroeste de la ciudad. Actuaron seis ladrones que ingresaron a la casa con el ardid de que se les había roto el auto.

Sábado 13 de Diciembre de 2014

Vivir en la zona rural de una gran ciudad tiene muchos costados buenos y pocos malos. La cuestión está dada en que los malos pueden resultar peores. Algo de eso le pasó a cuatro miembros de una familia domiciliada en el límite noroeste de Rosario. El jueves, a la hora de la siesta, dos personas entraron a su finca rodeada por unas dos hectáreas de verde césped y custodiada por tres perros ovejeros. Los intrusos pidieron ayuda porque se les había fundido el auto. Pero cuando la familia insinuó a asistirlos, fueron encañonados con armas de fuego y cinco hombres y una mujer entraron rápidamente a la casa. "No queremos hablar. Estamos muy mal con todo lo que pasó", fue la justificación casi a coro que dieron los integrantes de la familia asaltada ayer a la mañana cuando LaCapital llegó al lugar. Y era razonable. Los maleantes se llevaron alrededor de 70 mil pesos, una camioneta Toyota Hilux y un tractor para cortar el césped.

Todo ocurrió en una finca ubicada en Ciudadela al 2200 (800 de la vieja numeración). Según el mapa de la página web del municipio, el límite 1 de Rosario con Granadero Baigorria en el noroeste. A unos 600 metros al sur del camping del Sindicato de Obreros Pasteleros y Confiteros, por una calle de tierra que para los registros catastrales no tienen mucho sentido. Y en donde las casas vecinas están a por lo menos 70 o 100 metros una de la otra. Lo que impera allí es el canto de los pájaros y el polvillo en suspensión que dejan los autos a su paso. Si se es del gusto de los aires de campo, un lugar ideal. En una de las últimas casas de Rosario, sino la última, vive un matrimonio con sus dos hijas adolescentes.

Un poco de agua. Según pudieron reconstruir los pesquisas, aproximadamente a las 14 del jueves un hombre y una mujer pararon con su auto frente a la tranquera de la vivienda. Ingresaron hasta las cercanías de la casa, custodiada por tres perros ovejero alemán y golpearon las manos. "Perdón, buenas tardes. Necesitamos agua para el motor del auto", dijo con tono amable la mujer. Con el espíritu solidario del campechano, el jefe de la familia se acercó para ayudar y ahí fue cuando la pareja sacó sus armas y lo apuntó. "Tranquilizame los perros porque te los voy a tener que matar", le dijeron. Así comenzó un robo de manual. Un trámite para los ladrones que, para marcar el territorio, golpearon al dueño de casa. En segundos la vivienda se vio desbordada por seis ladrones, uno de ellas la mujer, que se desplegaron por la casa buscando dinero en efectivo y objetos de valor.

Luego de muchos minutos, eternos para las víctimas, los ladrones cargaron un tractor para cortar el césped en la Toyota Hilux que la familia utiliza para trabajar. A lo que le sumaron alrededor de 70 mil pesos que las víctimas habían ahorrado para terminar una construcción. Tras ello dejaron a toda la familia maniatada y se marcharon. El robo fue denunciado en la comisaría 34ª de barrio Rucci y quedó en manos de la Fiscalía de Flagrancia, que comenzó a trabajar el caso con la Policía de Investigaciones (PDI).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario