Edición Impresa

Asaltan una carnicería donde había 100 clientes

Fue a mediodía en El Chañar, de San Juan al 2600. Eran tres hombres armados que sólo se llevaron el dinero de la caja registradora.

Domingo 29 de Diciembre de 2013

Un arriesgado robo en un frigorífico, insólito tanto por el horario escogido por los asaltantes como por la cantidad de gente que había en el lugar a esa hora, se produjo ayer al mediodía en el conocido comercio "Frigorífico El Chañar".

Los ladrones no desplegaron violencia física hacia nadie: atravesaron con gran velocidad y armas de puño en mano el salón atestado de clientes y se apoderaron de lo que había en la caja registradora. En horas de la tarde no se había podido determinar el monto de lo robado, ya que los titulares de la empresa no cerraron las puertas durante el día. Recién al cierre, a las 20 de ayer, comenzaron los arqueos de caja que develarían la suma sustraída.

Lo inusual del golpe es que a los ladrones no los desanimó la multitud que había en el comercio. "Eran no menos de cien personas y 25 empleados", como expresó la encargada de la operación comercial tras una consulta de este diario. Se trata de un negocio habitualmente muy concurrido y en especial durante las fiestas de fin de año.

Sin tiros ni gritos. El robo arrancó cuando, entre las 11 y las 11.10, entraron por la puerta principal tres hombres jóvenes portando revólveres de grueso calibre. "Estaban muy tranquilos. No gritaron, no amenazaron ni le pegaron a nadie. Se los veía más que calmos", dijo la empleada. "Cuando ingresaron la gente se desorientó. Hicieron tirar al piso a todos y sólo les dijeron que era un asalto".

Si bien en el negocio hay cámaras de seguridad a la vista que registraron cada momento del robo, los ladrones actuaron a cara descubierta, lo que podría llevar a su fácil identificación.

"Fueron directamente a la caja y la vaciaron. No sabemos cuánto se llevaron. A los clientes y a los empleados no les robaron, salvo a un señor que estaba cerca de la puerta y le sustrajeron la billetera", manifestó la empleada.

Según ella el hecho no duró más de siete minutos. Los 25 empleados que se ocupan de distintas tareas tampoco fueron molestados. "Algunos quedaron en la parte de atrás y ni se dieron cuenta. Los que estamos en la atención pasamos un momento feo, pero esta gente no gritó, no exhibió las armas ni maltrató a nadie", dijo.

El local funciona a mitad de cuadra hace un año y medio. "En la zona hace 28 años que atendemos y viene mucha gente por día", dijo la encargada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS