Edición Impresa

Asaltan a un matrimonio al volver del casino y se llevan su camioneta

Dos delincuentes armados se subieron al vehículo, los retuvieron y al final los obligaron a bajarse. En una semana hubo dos atracos más que terminan con la sustracción del auto de las víctimas.

Martes 24 de Enero de 2012

En la madrugada de ayer, Néstor M. y su esposa tal vez no imaginaron que una jornada en el casino rosarino terminaría en un suplicio. Cuando regresaban en una camioneta a su casa de la zona noroeste de la ciudad fueron emboscados por tres automovilistas armados. Uno de los recién llegados tomó el control del utilitario y la pareja fue obligada a recorrer con los captores un trayecto por la avenida Circunvalación hasta el inicio de la autopista Rosario-Santa Fe. Una vez allí, cerca de un conocido supermercado, los maleantes obligaron al matrimonio a descender del vehículo. Entonces, desde el pavimento, la pareja contempló resignada cómo los asaltantes se marchaban con la camioneta y los 500 pesos que Néstor M. tenía en el bolsillo de su pantalón.

Este es el tercer caso que trasciende en menos de una semana en el que delincuentes armados producen un asalto y terminan llevándose el vehículo de sus víctimas. El viernes pasado una familia que reside en Alberdi sufrió un atraco en su domicilio que terminó con el robo de su auto. El martes la víctima fue un comerciante al que dejaron a pie frente a un barrio privado en Piñero (ver aparte).

En el caso de ayer la desventura del matrimonio se inició cerca de las 4.30. A esa hora, Néstor M. volvía con su esposa en una camioneta Ford Eco Sport del casino City Center. Cuando el conductor ya atravesaba el cruce de Estados Unidos (la colectora que bordea a Circunvalación) y San Lorenzo -a una cuadra de su casa de Nicaragua al 500-, los tres ocupantes de un Renault 18 interceptaron el paso del vehículo.

Dos de los automovilistas bajaron con pasos presurosos, se acercaron hasta el utilitario y encañonaron al matrimonio. Uno de los recién llegados les ordenó que se ubicaran en la parte trasera del vehículo mientras exhibía un arma de fuego. Casi al mismo tiempo, su cómplice quedaba al mando de la camioneta.

El ladrón reinició la marcha por la colectora, luego subió la Circunvalación y emprendió una rápida marcha en dirección al norte. Cuando llegó al kilómetro de la autopista Rosario-Santa Fe, se detuvo a escasos metros del supermercado Makro.

Una vez allí, Néstor M. y su esposa fueron liberados. Fueron obligados a descender del utilitario, pero antes le robaron al hombre los 500 pesos que guardaba en el pantalón y la documentación del rodado. Con el botín en su poder, los maleantes se esfumaron por la autopista en la Eco Sport de Néstor M. Hasta anoche, la camioneta no había sido localizada por la policia. Tampoco habían sido ubicados los ladrones.

El atraco fue denunciado en la subcomisaría 22ª, que controla la zona donde ocurrió el robo. "Fue una situación que duró unos pocos minutos desde el momento en que fueron abordados hasta ser liberados. No estamos en condiciones de determinar si fueron seguidos desde el casino o si los esperaron en cercanías de su domicilio en un golpe tipo «al voleor»", dijo un portavoz de la Agrupación Orden Público.

Pasado el mediodía de ayer, un cronista de LaCapital intentó dialogar con Néstor M. para conocer detalles del suceso, pero el hombre se excusó con amabilidad. "Necesito descansar porque estoy muy cansado. Ya le expliqué lo que paso a la policía", comentó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario