Edición Impresa

Artistas que ocuparon una casa ahora cortan la calle en repudio al desalojo

Los jóvenes artistas callejeros que fueron desalojados el lunes de una vivienda de Ovidio Lagos al 1100 decidieron acampar frente al inmueble a modo de protesta por la resolución judicial que los dejó en la calle luego de un año de ocuparla.

Miércoles 03 de Octubre de 2012

Los jóvenes artistas callejeros que fueron desalojados el lunes de una vivienda de Ovidio Lagos al 1100 decidieron acampar frente al inmueble a modo de protesta por la resolución judicial que los dejó en la calle luego de un año de ocuparla. Pasaron la madrugada y amanecieron el martes en una decena de carpas que instalaron en el medio de la calle. Recusaron al juez que ordenó el desalojo.

Tras el sorpresivo operativo policial desplegado el lunes con el que se concretó el desalojo de la vivienda de Ovidio Lagos 1237 a pedido de un apoderado de la supuesta dueña, los integrantes de la denominada "Kasa Pirata" decidieron montar carpas tipo iglú, e iniciar una protesta con actividades artísticas en plena vía pública con corte de calle.

Al cierre de esta edición, los jóvenes permanecían en el lugar a la espera de una respuesta de las autoridades para que se le canalizara y diera continuidad al espacio que lograron construir con múltiples propuestas culturales.

Mientras tanto, el abogado que representa al grupo, Norberto Olivares, recusó ayer al juez que ordenó el desalojo, Héctor Núñez Cartelle, por la improcedencia de la medida al interpretar que quien reclamó la posesión de la vivienda no lo demostró ni acreditó en el expediente.

Además, apeló el procesamiento de los seis artistas imputados de usurpación hace quince días. Y solicitó la intervención del Colegio de Abogados en resguardo de su honorabilidad y trabajo profesional.

Es que el mismo lunes a la mañana, Olivares se presentó en el juzgado donde solicitó información sobre la causa, pero en la mesa de entradas se le ocultó que el juez ya había firmado el desalojo el viernes 29 de septiembre.

La otra versión.El abogado que litiga en favor del heredero dio su versión de los hechos. "Es una propiedad privada. No es un espacio público, ni de la Municipalidad ni de la provincia", refutó Gustavo Peyrone en declaraciones La Ocho.

"Es de un particular que ha tenido un largo peregrinar para desalojar a un primer inquilino que la dejó en condiciones deplorables. Luego de un proceso civil de desalojo por falta de pago del alquiler, los dueños lograron desocupar la vivienda. Había una persona que estaba a cargo del mantenimiento de la propiedad. Pero un día, en julio de 2011, violentaron la cerradura de la puerta de ingreso, estando la propiedad en un proceso de reparación, y llegamos ahora con una nueva orden de desalojo", recalcó el profesional.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario