Edición Impresa

Arslanian reclamó regular mejor las salidas de presos

La polémica por la salida de presos para participar en actividades organizadas por grupos kirchneristas continuó ayer con más cuestionamientos, como el del ex ministro de Seguridad y Justicia...

Viernes 03 de Agosto de 2012

La polémica por la salida de presos para participar en actividades organizadas por grupos kirchneristas continuó ayer con más cuestionamientos, como el del ex ministro de Seguridad y Justicia bonaerense León Arslanian que reclamó "regular" los permisos que se otorgan a los detenidos. Ante las reiteradas críticas de los opositores, el vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto se mostró "muy preocupado" por la situación de las cárceles en la provincia.

Arslanian, quien estuvo al frente de la cartera de Justicia y Seguridad durante la administración de Felipe Solá como gobernador provincial y recibió elogios del gobierno nacional por su gestión, aseguró que el "no hubiera autorizado ese tipo de salidas" de los presos.

El ex funcionario bonaerense cuestionó los permisos que se le otorgaron a algunos de los reclusos penitenciarios, a través de la ONG Vatayon Militante, para participar de actividades extramuros vinculadas con el kirchnerismo. Al respecto, pidió que haya "regulaciones que se hagan cargo de este tipo de situaciones y de estas salidas, llamadas eufemísticamente traslados".

El ex camarista cuestionó que los jueces hayan habilitado, por ejemplo, la salida de Eduardo Vásquez, condenado por la muerte de su esposa Wanda Taddei, y de Rubén Oveja Pintos, con sentencia por asesinar al barrabrava de River Gonzalo Acro. "Creo que se han elegido muy mal los casos. Hay que hacerse cargo de los derechos de los internos pero también de los derechos de los familiares de las víctimas, quienes el primer derecho que tienen es que se haga Justicia y que el condenado cumpla la pena. La señal desde el Poder Judicial debe ser clara en ese sentido", afirmó.

En cambio, el procurador penitenciario de la Nación, Francisco Mugnolo, rechazó las críticas de algunos opositores y respaldó el beneficio que logran algunos detenidos porque en la Argentina "los procesos duran 14 mil años" sin que los involucrados sepan "si son culpables o no".

Mugnolo señaló que la ley que determina que los presidiarios no pueden ser beneficiarios de las salidas transitorias hasta no cumplir la mitad de condena "se cumple en todos los casos y se hace con control judicial".

En tanto, el vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto aseguró estar "muy preocupado" por la situación de las cárceles en su distrito, y apeló a que Daniel Scioli "aborde y considere" sus planteos para lograr una solución a la problemática carcelaria.

Mariotto indicó que "estamos teniendo un diálogo permanente con el ministro Casal y el gobernador Daniel Scioli para que la perspectiva de nuestra mirada sea abordada y pueda ser considerada".

Por su parte, el intendente de Tigre, Sergio Massa, también se refirió a la cuestionada salida de los convictos y llamó a "no generar la sensación de que hay impunidad" porque "es clave como sociedad que entendamos que las leyes están hechas para ser cumplidas y que las sanciones están hechas para ser aplicadas".

Massa indicó que "siempre se apunta a que todo el mundo tenga una segunda oportunidad", pero remarcó que "es clave como sociedad que entendamos que las leyes están hechas para ser cumplidas y que las sanciones están hechas para ser aplicadas".

La vicejefa de Gobierno porteño, María Eugenia Vidal, amplió las quejas de la oposición al considerar que "usar" presos "para hacer política es el colmo del clientelismo", y manifestó: "Cuando un gobierno comete un error, lo mejor que puede hacer es reconocerlo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario