Edición Impresa

Arruabarrena sacaría un defensor para evitar la "catástrofe"

Necesita levantar el 0-1 sufrido ante Capiatá en la Bombonera.

Martes 21 de Octubre de 2014

Boca está al borde de la "catástrofe", como definió el defensor Mariano Echeverría a la posibilidad de quedar afuera de la Copa Sudamericana en manos del débil Deportivo Capiatá. Por eso, el entrenador Rodolfo Arruabarrena analiza un cambio de esquema táctico, más ofensivo, para el duelo de vuelta del jueves, por los octavos de final, en tierras guaraníes, tras haber caído por 1-0 en el duelo de ida en la Bombonera. Dejaría el 4-3-3 que más utilizó en este ciclo y pararía un equipo con línea de tres defensores y dos carrileros para formar un 3-4-1-2.

Tras el triunfo del domingo en Mendoza ante Godoy Cruz (3-2), por la 12ª del torneo, el plantel arribó ayer a la mañana a Buenos Aires y al mediodía se entrenó en Casa Amarilla.

Si bien en esta primera actividad de la semana no hubo indicios del equipo, trascendió que el cuerpo técnico analiza esa variante.

Para llevar a cabo esa idea, el DT se inclinaría por el ingreso del marcador central Claudio Pérez para jugar con Lisandro Magallán y Juan Forlín.

En el mediocampo jugarían el chileno José Pedro Fuenzalida y Nicolás Colazo como carrileros por derecha e izquierda, respectivamente, y el doble cinco lo conformarían Marcelo Meli junto a Fernando Gago.

El ex canalla Federico Carrizo sería el mediapunta, y la dupla de ataque estaría integrada por Jonathan Calleri y Andrés Chávez.

De esta manera, el equipo que probaría hoy sería con Agustín Orión; Pérez, Magallán y Forlín; Fuenzalida, Meli, Gago y Colazo; Carrizo; Calleri y Chávez.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario