Edición Impresa

Argentino sumó tres puntos que lo mantienen ahí

Está cuarto, lejos de los tres de arriba, que son los puestos a buscar para poder pelear por ascender, pero expectante. Dentro de un escenario complicado, aunque nadie puede quitarle el sueño al plantel que conduce Charles Pérez.

Domingo 14 de Septiembre de 2014

Con un ajustado triunfo por 1-0 en el Olaeta, para Argentino terminó la primera rueda. Está cuarto, lejos de los tres de arriba, que son los puestos a buscar para poder pelear por ascender, pero expectante. Dentro de un escenario complicado, aunque nadie puede quitarle el sueño al plantel que conduce Charles Pérez. Claro, debe mejorar bastante, pero seguro que puede hacerlo.

Es cierto que si le gana ajustadamente a Muñiz, que llegó último con sólo un punto, no hay demasiado para entusiasmar. Pero las condiciones climáticas y el trámite del juego son pautas para atender. Lluvia constante y piso complicado. Rival que no ataca y sólo espera el error, lo que hizo una única vez allá por el minuto 80.

Obvio, debe saber sobrellevar estas situaciones, más en esta Primera D en la que casi todos los equipos llegan a Rosario a buscar el puntito.

Al dueño de casa le costó de arranque, pero cerca de la media hora inclinó la cancha y llegó repetidamente a posiciones de gol. Aunque las falló: Bochicchio con un cabezazo exigido (29'), el seguro arquero rival se quedó con un remate de Merlo (30') y con sus piernas mandó al córner una muy buena jugada entre Salgado, Tordini y Bochicchio (34'). También desperdició una clarísima Flores (37'), cuando Salgado lo dejó solo para convertir. Cómo habrá sido que la visita tuvo doArgentino sumó tres puntos que lo mantienen ahís variantes al toque de esto.

Y esa supremacía salaíta siguió tras el descanso. A los 3' un tiro libre de Salgado se fue cerquita y a los 57' llegó el esperado grito de gol. Tiro libre corto desde la izquierda, rebotes en el área y la pelota impulsada de cabeza por Flores, de emboquillada al palo izquierdo, se transformó en el triunfo justo y necesario.

Ya está, pareció que dijeran los salaítos. Y se preocuparon más por asegurar lo cosechado que por ampliar la ventaja. Ni así la visita lo asustó. Sí había preocupación por alguna pelota perdida que por el campo de juego se hiciera difícil. No pasó. Y fue triunfo nomás del conjunto salaíto.

Ahora Argentino quedará libre y deberá ir con todo a la segunda rueda para bajar a alguno de los tres de arriba para soñar con el ascenso. Hoy está lejos, pero aún tiene tiempo para recuperar el terreno perdido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario