Edición Impresa

Argentina venció a Filipinas y la victoria de Grecia lo metió en octavos

En el triunfo conseguido ayer habrá que destacar a dos jugadores que, viniendo desde el banco, ayudaron a sacar el equipo de sus peores momentos: Nicolás Laprovittola y Marcos Mata.

Martes 02 de Septiembre de 2014

Argentina sufrió ayer un calvario digno de la Semana Santa sevillana. Transitó un camino estresante, que lo llevó al límite de sus fuerzas, pero encontró su segunda victoria en el Mundial de España al superar a Filipinas 85-81. Así como le costó, la fortuna le hizo un guiño, ya que con la victoria de Grecia el equipo de Lamas se metió en octavos.

En el triunfo conseguido ayer habrá que destacar a dos jugadores que, viniendo desde el banco, ayudaron a sacar el equipo de sus peores momentos: Nicolás Laprovittola, quien hacía su debut en un Mundial, y Marcos Mata. Más allá de la felicidad lógica por un triunfo ante un rival que complicó desde el inicio, Argentina repetió algunas flaquezas en defensa.

La chapa del final de los primeros veinte minutos señaló un 43-38 en favor de la Argentina, que a lo largo de los dos primeros fue del desconcierto y la imprecisión a la seguridad y orden que debió tener desde el arranque. Durante el primer cuarto y la mitad del segundo Filipina impuso su juego: ritmo vertiginoso y lanzamiento rápido. Suficiente para meter un parcial de 9-2, y extender luego una diferencia a 10 puntos (17-7).

Argentina no supo como neutralizar eso. Es más, ayudó inconcientemente a los filipinos, cuando el vértigo de Campazzo a la hora de armar las jugadas fue contraproducente. El dominio de Filipinas en el marcador se extendió hasta los primeros 4' del segundo cuarto (32-24), después comenzó a jugarse otro partido. Los ingresos de Nicolás Laprovittola y Marcos Mata le dieron otro ritmo a la Argentina, se comenzó a ajustar la defensa, Herrmann continuó siendo importante, y Filipinas comenzó a fallar más seguido. Por eso a falta de 1' 50'' del final, Argentina se puso un punto abajo (35-36) y 10'' después, a través de un triple de Mata, pasó a liderar el marcador por primera vez en el partido. En el inicio del tercer cuarto, Argentina extendió su mejor momento y mantuvo su ventaja (48-41), pero otra vez Filipinas bombardeó el aro a puro triples y el partido se puso 48-48. Tras ese impacto la Argentina tuvo la capacidad de reaccionar con la defensa de Nocioni sobre Blatche, con Laprovittola conduciendo al equipo, con Mata asumiendo el rol de tirador y rebotador (fue el mejor del equipo con 9), y Scola aportando en el goleo.

Después de sacar una distancia de 15 puntos (68-53), Argentina se fue al descanso 71-61. El partido parecía liquidado, pero no. En el inicio del último cuarto los asiáticos volvieron a meterse en partido y alcanzaron el empate: 71-71.

El partido fue palo a palo hasta los últimos dos minutos. Ahí apareció el corazón, encabezado por Nocioni, quien había tenido un partido para el olvido (2/10 en tiros de campo), pero en los momentos decisivos volvió a ser clave.

A puro libre, los tirados por Nocioni, Argentina sacó un pequeño margen, al cual le sumó marca en la última pelota que jugó Filipinas y así se llevó el partido.

Los tantos de Scola

525 tantos lleva anotados Luis Scola, quien ayer se erigió en el quinto goleador histórico en los Mundiales, desde Argentina 1950 a la fecha.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario