Edición Impresa

Argentina tuvo una tarde para olvidar rápido

El equipo albiceleste diseñó una desconocida labor ante un rival que debutó y que evidenció un poderío ofensivo, que lo eleva a la condición de candidato si logra mantener el nivel.

Domingo 01 de Septiembre de 2013

El seleccionado argentino sufrió ayer una dura derrota por 91 a 72 ante su similar de República Dominicana, en la 2ª fecha del Premundial de Caracas, que entregará cuatro plazas para España 2014.

El equipo albiceleste diseñó una desconocida labor ante un rival que debutó y que evidenció un poderío ofensivo, que lo eleva a la condición de candidato si logra mantener el nivel.

El escolta James Feldeine, con 21 tantos, resultó el arma principal de un elenco caribeño que sorprendió con una eficacia notable: 11 de 18 en tiros de tres puntos.

El comienzo fue patrimonio del elenco dominicano. Con una intensa marca sobre Luis Scola, el conjunto centroamericano fue sintiéndose cómodo con las manos de Juan Coronado y Francisco García, el alero NBA de Sacramento Kings.

Así, República Dominicana, con un 61 por ciento de eficacia en los tiros de cancha en ese segmento inaugural se puso 13-7 y ensanchó la diferencia con una corrida de James Feldeine (6 puntos, 2 robos) para situarse 24-13.

Argentina, desconcentrada y floja en defensa, vivió su peor lapso con un doble del ingresado Eulis Báez, que desató el poco esperado 28-14 en favor de los caribeños.

En el inicio del segundo período, sendos triples de Laprovíttola y Selem Safar achicaron las cifras (22-28) y encendieron la ilusión. Pero otros dos tiros desde larga dimensión del base suplente Edgar Sosa le devolvieron aire a Dominicana (36-26).

Lamas apostó a la utilización del doble base, con Campazzo y Laprovíttola. Así, Argentina mejoró muchísimo en anticipo y circulación fluida para maquillar el dominio rival y quedar abajo apenas por un doble (39-41), cuando el desarrollo fue notoriamente desventajoso.

Pero en el tercer segmento, de entrada, quedó expuesto que no era la jornada de Scola ni de Argentina. Una corrida del base Coronado fue el preanuncio de la debacle. Un cerebral y eficaz Feldeine (13 puntos en el cuarto) le permitió al equipo dominicano consolidar el dominio y llevar la ventaja a 11 (50-39).

Aunque un parcial 13-0 en contra dejó a la Argentina en un rol insólito, expuesta al papelón, con un 44-70 que dolía. Y mucho.

El tercer cuarto terminó con una ventaja de 23 tantos (72-49) a favor de los dirigidos por Orlando Antigua y allí finalizó definitivamente el juego.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS