Edición Impresa

Argentina juega Eliminatorias por primera vez en el Kempes

“Lo importante es ganar cuando somos locales. Siempre decimos que acá no podemos dejar escapar unidades y vamos a intentar eso: jugar bien y conseguir los tres puntos”. Las palabras...

Viernes 07 de Septiembre de 2012

“Lo importante es ganar cuando somos locales. Siempre decimos que acá no podemos dejar escapar unidades y vamos a intentar eso: jugar bien y conseguir los tres puntos”. Las palabras de Lionel Messi son carne en el plantel. Y más cuando esta noche en el estadio cordobés Mario Alberto Kempes, Argentina tenga la gran oportunidad de volver a la punta de la tabla de las Eliminatorias Sudamericanas cuando reciba a Paraguay, al que no lo vence en esta instancia de local desde el año 1973 en cancha de Boca. Pero además, el partido tendrá otra connotación importante, justamente en la localía. Vuelve al interior del país y, como en la Copa América, nuevamente Rosario es desplazada del mapa pese a tener en la formación del equipo a jugadores bien de acá: nada menos que Lionel Messi, y también Angel Di María, Ezequiel Garay y, quizás, el Pocho Lavezzi entre los titulares.

 

Con entradas agotadas desde hace días, el renovado estadio Kempes será nuevamente anfitrión de la selección y hay que decir que en infraestructura de estadio, la plaza cordobesa (y la de Colón también) superó a la rosarina, que necesita la readecuación de los suyos. Claro que si el Estado aporta, como ocurrió en esos casos, sería mejor. Pero por ahora eso luce difícil y no es casual que Córdoba vuelva a recibir a la selección como el año pasado. Esta vez, será la primera vez por Eliminatorias, y por ende más importante aún.

 

Disputadas seis fechas de la clasificación, Argentina (que viene de tener fecha libre) marcha tercero con 10 puntos, detrás de Uruguay (visita a Colombia), con 11, y el puntero Chile, que suma 12 y no jugará este fin de semana.

 

Argentina viene en alza luego del histórico empate que Bolivia le robó en el estadio Monumental y consiguió dos victorias clave en su camino hacia Brasil: el 2-1 en Barranquilla frente a Colombia y la goleada 4-0 ante Ecuador en Buenos Aires. Incluso, los triunfos amistosos ante Brasil (4-3) y Alemania (3-1) en las últimas fechas Fifa recuperaron el prestigio y el entusiasmo del público argentino por una selección que trata de reafirmar su identidad y que debido a un par de lesiones y suspensiones modificará el esquema.

 

Sin Agüero (esguince de rodilla) ni Mascherano (suspendido), Sabella plantó dos 5 (Braña y Gago) y una línea ofensiva adelante netamente rosarina: Di María, Messi y Lavezzi (aunque Sosa tiene chances también, ver página 3) para asistir al único punta neto: Higuaín. Mientras que atrás, Zabaleta (contractura) sería reemplazado por Campagnaro, aunque podría jugar Clemente. Y el técnico apuesta a que se consolide la dupla de zagueros: Federico Fernández y el ex leproso Ezequiel Garay. Para el partido de hoy, sólo habría un jugador que disputa la competencia local: Rodrigo Braña (Estudiantes), que viene de ser expulsado ante Newell’s.

 

El plato fuerte será con muchos rosarinos pero, en la vuelta al interior del país, en Córdoba. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario