Edición Impresa

Argentina busca apoyo en la cumbre del Grupo de los 20

Empieza la reunión de presidentes de los países industrializados y emergentes. Kicillof representa a Cristina en Brisbane.

Sábado 15 de Noviembre de 2014

El ministro de Economía, Axel Kicillof, advirtió desde Australia, que los fondos buitre ejercen violencia contra los países y por eso exhortó a los estados que integran el Grupo de los 20 a quitarles "poder de daño" a los especuladores.

El funcionario arribó ayer a la ciudad australiana de Brisbane para participar de la cumbre de presidentes del Grupo de los 20 que empieza hoy. En breve diálogo con los periodistas, dijo que "la reestructuración de deuda va a ser un tema" de la cumbre de ese orgnaismo que nuclea a las principales naciones industrializadas y emergentes.

Kicillof y el canciller Héctor Timmerman, que representan en el encuentro a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, intentarán que una declaración sancionatoria contra los buitres figure en el documento final. La presidenta brasileña Dilma Rousseff sería la mandataria encargada de proponer una discusión sobre el tema.

El gran tema convocante de la cumbre es la coordinación de acciones para estimular la economía global, que no logra salir de su estancamiento desde la crisis de 2008/2009. Pero también hay tema urgentes, extraeconómicos, que seguramente se colarán. Entre ellos, la implementación de medidas a nivel global para contener el avance del ébola, el cambio climático, la crisis de Ucrania, la tensión militar en Medio Oriente y la aparición en escena de la organización islamista EI en Irak y Siria.

□"La preocupación sobre la reestructuración de las deudas soberanas es generalizada, no hay un tema excluyente en la cumbre", evaluó.

Y añadió: "todo clima enrarecido a través de conflictos bélicos tiene raigambre en cuestiones económicas. Y los países en jaque por grupos financieros también es una forma de ejercer violencia".

Por su parte, el canciller Héctor Timerman consideró que "hay que buscar una solución" a esa preocupación de la cual habló Kicillof: "empiezan como crisis económica y se traduce a crisis política", comentó.

Borrador. El borrador de un anexo al Comunicado de Líderes, defiende la idea de una una solución contractual al tema de reestructuraciones de deuda, para que los países no se vean expuestos al accionar judicial de fondos especulativos que compran bonos a precios basura y luego exigen su pago total.

La Argentina considera como un positivo avance que se mencione el tema en la cumbre.

Australia

Patricia Holmes, embajadora de Australia en Argentina, dijo que el país anfitrión “reconoce la importancia” de trazar un nuevo marco legal global para los procesos de reestructuración de deuda soberana y considera que el G 20 debe pasar de la gestión de la crisis a establecer reformas que permitan evitar una recaída de la economía global.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario