Radicalismo

Arenga motivacional de Lousteau a la UCR santafesina contra el "complejo de minoría"

El senador participó de un plenario virtual del NEO, el espacio de Pullaro, Michlig y Fascendini. "El radicalismo del lamento no va más", dijo

Viernes 16 de Abril de 2021

El senador nacional Martín Lousteau participó del plenario provincial de la corriente Nuevo Espacio Organizado (NEO) y en modo charla motivacional llamó a dirigentes y militantes a “sacarse el complejo de minoría”. “Los lugares hay que ganarlos, con gestión y con voz; el radicalismo del lamento no va más”, interpeló.

En principio, el encuentro estaba pautado para el fin de semana pasado en la ciudad de Santa Fe, pero el recrudecimiento de la pandemia obligó a cambiar los planes: la actividad se realizó el miércoles y a través de las redes sociales.

En el NEO el balance es positivo. No pudieron reunir los entre 700 y 800 militantes que pretendían movilizar desde distintos puntos de la provincia, pero entre 600 y 700 personas siguieron el encuentro de forma virtual, entre el Zoom y páginas de Facebook.

Incluso, destacaron, los hashtags #UCRNEO, #RadicalesProtagonistas y #SomosNEO encabezaron las tendencias de Twitter en Rosario y la provincia. Participaron del acto las principales referencias de la corriente, como el presidente de la UCR santafesina, el ex vicegobernador Carlos Fascedini; el jefe del bloque radical en el Senado, Felipe Michlig; su par de Diputados, Maximiliano Pullaro, el presidente de la Juventud Radical, Leonardo Stangaferro, y la ex diputada provincial Victoria Tejeda.

En la corriente aseguran que se trata de la organización política más grande del Frente Progresista y la provincia. Cuentan tres mil militantes, entre el 80 y el 90 por ciento de los dirigentes del partido, el gobierno de 117 distritos, 40 concejales, 70 minorías, diputados y senadores.

Ahora quieren jugar en la política nacional. Reconocen que estuvieron absorbidos por la gestión provincial y observan tras la derrota de Juntos por el Cambio la oportunidad para que el radicalismo salte de partenaire a protagonista.

Ahí es donde entra Lousteau: tras aportar sobre todo territorialidad, en el radicalismo sienten que ahora tienen una figura atractiva para ofrecer a los sectores medios, el electorado histórico del radicalismo y donde el PRO —y en menor medida, la Coalición Cívica— se convirtió en la principal referencia tras la implosión en diciembre de 2001 del gobierno de Fernando de la Rúa.

Para el referente de Evolución, la UCR debe “salir del apetito por el Legislativo” y buscar “ser mayoría”.

“Con complejo de minoría no se puede transformar la realidad, ni armar una coalición que respete lo que uno piense, ni plantarse ante determinadas batallas”, dijo el senador por Caba, y tocó el orgullo radical: “Con complejo de minoría, Alfonsín no hubiera ganado y no se hubiera podido juzgar a las Juntas”.

Además, Lousteau le tiró un palo a un sector del partido: dijo que una parte de la UCR “no quiere que surjan figuras nuevas” y “obtura las vidrieras importantes”.

En su opinión, las legislativas de este año son para “plantar semillas” y las realidades locales dominarán la elección.

Decisiones clave

Este es un punto clave: más allá de la tentación de nacionalizar los resultados de la elección, se tratará en rigor de 24 elecciones provinciales, con ganadores y perdedores en cada distrito.

Muerto antes de nacer el frente de frentes —una idea con la que machacaron desde NEO pero que a la que tanto en el PRO como en el PS le bajaron el pulgar— habrá radicales en dos alianzas: Juntos por el Cambio y el Frente Progresista, o la nueva marca que adopte la coalición que aglutina a socialistas, los espacios de los intendentes Pablo Javkin y Emilio Jatón y otras expresiones de centroizquierda.

En el NEO la consigna es ampliar sin romper y el nombre del frente no es un dato menor: de hecho, Pullaro evita hablar de FPCyS. “Entiendo que el frente provincial se va a reformular —dijo a La Capital—. En principio vamos a participar, fundamentalmente porque el que puede ganar al peronismo es Lifschitz. Queremos que se compare el modelo de Perotti y la gestión de Lifschitz, de la que fuimos parte, no renegamos de nuestra historia”.

Sin embargo, para Pullaro la clave para pedir el voto es ofrecer a los votantes una visión de futuro. “Nadie te vota por lo que hiciste, sino por lo que podés hacer”, consideró.

En el horizonte del partido también aparece otra fecha lejana, pero clave: en diciembre se vencen los mandatos de las actuales autoridades, por lo que antes —estiman en noviembre— deberían hacerse elecciones internas.

No obstante, más cerca en el tiempo hay otro día importante para la vida interna de la UCR. A fines de abril —se habla del 30— se realizará la convención provincial. Se trata del órgano máximo partidario, el que fija la línea, entre otros temas, sobre la estrategia electoral. Un dirigente de otra tribu del radicalismo santafesino destacó que “hay muy buen clima político interno” y confió en que el elegido para presidir esa instancia será el senador por General López, Lisandro Enrico, referente del sector Radicales Libres.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario