Edición Impresa

Apresaron a uno de los hermanos del “Pollo” Bassi por un homicidio

Lo buscaban por el crimen de Aldo Acosta(diciembre de 2014), el padre de la mujer que acusó a los Bassi de ordenar el incendio de la alcaidía en el que murió su pareja.

Viernes 15 de Abril de 2016

“Perdí”, dijo Damián “El Macri” Bassi a los policías de la ex Dirección de Drogas Peligrosas que lo detuvieron ayer a la tarde en Villa Gobernador Gálvez. Sobre el muchacho había una orden de captura desde el año pasado por integrar el grupo de maleantes que en diciembre de 2014 asesinó a Aldo Juan Acosta. El hombre era el padre de una mujer que, a partir de la muerte de su pareja en un incendio intencional que se cobró tres vidas en la alcaidía de Jefatura en abril de 2013,  responsabilizó por lo ocurrido a la familia del ex barrabrava leproso Luis Orlando “Pollo” Bassi, hermano de “El Macri”.
  En el marco de la investigación por el crimen de Acosta, el 18 de febrero de 2015 los hermanos Osvaldo “Popito” Zalazar y Claudio “Polo” Zalazar fueron imputados como partícipes del homicidio y el juez Gustavo Pérez de Urrechu les dictó la prisión preventiva sin plazo. Ambos habían sido detenidos el 29 de diciembre de 2014 después de robar un camión cargado con garrafas en Pueblo Esther.

Falso trabajo. El crimen de Acosta ocurrió la tarde del 19 de diciembre de 2014 en el cruce de Yrigoyen y Kennedy, un sector de quintas del sur de Villa Gobernador Gálvez, a pocas cuadras del barrio llamado Fonavi Guereño. El hombre había sido contactado para cortar el césped en un terreno de la zona y lo fueron a buscar a su casa dos hombres a bordo de un Fiat Palio.
  Acosta y su hijo Anselmo, de 14 años, subieron al vehículo aunque sin las herramientas porque “sólo iban a ver el lugar y el trabajo” que tenían que hacer. Al llegar al lugar el vehículo se detuvo y, según testigos, dos personas empujaron a Aldo y a su hijo sobre la ochava de una casa quinta. “Entonces apareció una motito por Yrigoyen con dos chicos vestidos con camisetas de Central. Y pareció que los de la moto fueron los que tiraron”, dijo tras el cruento hecho una mujer de la barriada.
  Lo cierto es que Aldo recibió al menos seis disparos calibre 9 milímetros y su hijo Anselmo fue alcanzado por tres disparos del mismo calibre y sobrevivió al ataque.

Escondido. Damián Bassi tiene 33 años y fue detenido cerca de las 15 de ayer cuando salía de una casa de Garay al 2200, en Villa Gobernador Gálvez. La vivienda estaba desocupada y pertenece a su hermano Luis, quien está detenido y procesado como autor intelectual del crimen de Claudio “Pájaro” Cantero, quien era el líder de la banda de Los Monos y fue asesinado a tiros la madrugada del 26 de mayo de 2013 frente a un boliche de la vecina ciudad.
  Ese crimen disparó una serie de homicidios en venganza. Entre ellos los de dos hermanos de Damián Bassi y el de su propio padre. Leonardo, de 36 años, fue acribillado en la remisería familiar de 20 de Junio y Chile el 31 de diciembre de 2013; Maximiliano, de 34 años, corrió igual suerte mientras arreglaba un camión frente al mismo local el 11 de febrero de 2014; y el padre de todos ellos, don Luis, de 60 años, murió alcanzado por balas 9 milímetros el 22 de octubre de 2014 cuando estaba sentado frente a la remisería.

Tareas de calle. El Macri fue detenido por efectivos de la División Inteligencia Zona Sur de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones que realizaban “tareas de calle” en Villa Gobernador Gálvez. Los agentes esperaron pacientemente en autos particulares a unos metros de la propiedad donde se aguantaba Bassi.
  “A través de informantes nos enteramos de que el joven estaba en esa casa. Consultamos con el fiscal (Adrián Spelta) y nos dijo que tenía una orden de captura. Cuando estábamos por pedir una orden de allanamiento él salió de la vivienda, y cuando se disponía a tomar un remís, lo detuvimos”, explicó el comisario Alejandro Druetta, jefe de la dependencia policial.
  El oficial indicó que Bassi no estaba armado y no ofreció resistencia. “Cuando nos vio se asustó porque creyó que habían ido a buscarlo los integrantes de una banda rival para matarlo como a sus hermanos, pero se tranquilizó cuando observó los chalecos de la sección que llevaban los policías”, comentó Druetta.
  Los investigadores dijeron que El Macri hacía seis meses que estaba viviendo en otra provincia y que había regresado a Villa Gobernador Gálvez para realizar un trámite personal. “Vino por unas horas y pensaba volver a las 8 de la noche al lugar donde estaba”, indicó el jefe policial.
  Tras ser apresado, Bassi fue trasladado a la dependencia antinrcóticos de La Paz al 400 y luego derivado a la comisaría 5ª por disposición del fiscal Spelta, que investiga el homicidio de Aldo Acosta. Desde la fiscalía de Homicidios se indicó que hoy a la tarde se realizará la audiencia imputativa en la cual seguramente El Macri será conminado a prisión preventiva sin plazo.

Otro sospechoso del asesinato

Un joven de 24 años también fue imputado el 30 de diciembre pasado de participar en el homicidio de Aldo Acosta. Sin embargo, el acusado quedó en prisión domiciliaria luego de que se constatara que habría estado en Tribunales el día y en el horario del hecho en una audiencia de hábeas corpus a su favor porque habría sido objeto de una persecución injustificada de patrulleros. Ese día, en Tribunales, Enrique Alberto C. fue acusado por el fiscal Adrián Spelta de homicidio calificado por la participación premeditada de dos o más personas en perjuicio de Acosta.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario