Edición Impresa

Aportan peritajes clave sobre los incidentes en la previa del clásico suspendido

Criminalística de la policía va hoy a Tribunales para entregar los primeros resultados de la investigación. Sigue prófugo el principal sospechoso de disparar contra un agente.

Miércoles 30 de Enero de 2013

La causa por los graves incidentes ocurridos hace diez días en el parque Independencia, donde un grupo de simpatizantes de Newell's Old Boys se enfrentó con la policía en las instalaciones del club, tendrá hoy una instancia clave: el gabinete de Criminalística de la fuerza entregará hoy en Tribunales los primeros resultados de la investigación. En tanto, sigue prófugo el principal sospechoso de disparar contra un agente.

Planos del escenario donde ocurrieron los hechos, informes de balística sobre las armas de los policías que participaron del operativo y de un pistola calibre 9 milímetros hallada en un baño del club y videos (filmaciones particulares y de medios de comunicación) donde se puede observar la secuencia de repliegue de los hinchas dentro de la entidad, integran el informe preliminar que los investigadores le acercarán a la jueza Alejandra Rodenas, en feria a cargo de la causa.

El jefe de Orden Público de la Unidad Regional II, Daniel Corbellini, mantuvo ayer una entrevista con Rodenas para anticiparle que hoy, a partir de las 10, los uniformados a cargo de las áreas respectivas (planimetría, balística, informática) llegarán a Tribunales con los primeros resultados de los peritajes.

También se conocerá el dossier sobre las 26 armas de los policías que repelieron la agresión, a los que les tomaron declaración informativa y cuyo rol está siendo investigado por la división Judiciales de la fuerza.

A su vez, fueron infructuosos los allanamientos y operativos de búsqueda del principal sospechoso de haber disparado el arma que hirió en el cuello al policía Pablo Orellano, de 30 años (ya fue dado de alta), cuando repelía la agresión de los simpatizantes en el portón Nº 6 del estadio Marcelo Bielsa. Se constató que la bala que quedó alojada en su cuerpo corresponde a un revólver calibre 22.

"Es alguien que tendría algo de participación en la vida política del club. Se libró orden de detención y captura, pero en su casa no fue hallado. Se esfumó", dijo una fuente allegada a la investigación sobre el sospechoso.

Con la información que se disponga a partir de hoy y que surja del análisis de los videos, podrían avanzar en la identificación de los que iniciaron las agresiones a vehículos que transportaban personas identificadas con Rosario Central en Pellegrini y Pueyrredón.

También se solicitaron registros de las cámaras públicas de Pellegrini y sus cruces con Ovidio Lagos y Oroño (tienen un alcance de 300 metros).

En tanto, la fiscal Nora Marull, tampoco descartó que el sistema de videocámaras que posee el club, y que dejó de funcionar 20 minutos después de iniciados los incidentes, hayan sido desactivadas de manera remota.

Es decir: por una persona externa y con acceso a la clave del software. Esa hipótesis se contrapone a la inicial, cuando hablaron de un cortocircuito que las dejó fuera de servicio.

En cualquiera de los dos casos, los investigadores se inclinan por concluir en que la maniobra tuvo como objetivo el sabotaje del sistema para que no quedaran registros de los desmanes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS