Edición Impresa

Apareció la menor que era buscada desde el jueves en Villa Gobernador Gálvez

La adolescente de 15 años fue hallada sana anoche y habría sido descubierta en la casa de un muchacho del barrio Tablada de Rosario, donde vecinos la habían visto circular libremente.   

Domingo 05 de Abril de 2015

Florencia Ocaña, la menor desaparecida de 15 años de Villa Gobernador Gálvez que era intensamente buscada desde el jueves, apareció anoche sana y salva en el barrio Tablada de Rosario. Su familia, desesperada, venía reclamando celeridad en las actuaciones a través de distintas formas de protesta, a la que adhirieron decenas de vecinos villagalvenses.

La novedad fue confirmada al cierre de esta edición por Laura Alejandra Mattos, la madre de la adolescente, quien el jueves por la mañana había salido supuestamente a hacer mandados y jamás volvió. En diálogo con La Capital, la mujer sólo se remitió a ratificar las versiones de su aparición con vida, ya que "por el procedimiento judicial no puedo decir nada", dijo, extenuada tras más de 48 horas sin dormir buscando a su hija.

Trascendió por fuentes extraoficiales vinculadas con la investigación, que la chica habría sido descubierta en la casa de un muchacho del barrio Tablada, en el distrito sur de Rosario, por donde algunos vecinos la habrían visto circulando libremente. Estos mismos fueron quienes alertaron a la policía, que en un operativo conjunto con Gendarmería logró rescatar a la menor, alrededor de las 21 de ayer.

Junto a sus padres, la adolescente era evaluada anoche en el hospital rosarino Roque Saenz Peña, para establecer su estado de salud, aunque en principio se estimaba que estaba fuera de todo tipo de peligro.

Estos primeros datos que trascendieron en cuanto a la aparición de Florencia vienen a cumplir la expresión de deseo que su madre sostuvo desde que realizó la denuncia por la desaparición, el juevesa las 13, y que sostuvo hasta ayer a último momento, incluso en el marco de una marcha que partió a las 16 desde su domicilio (en Jean Jaures y Filippini) hasta la Plaza de la Madre, en Villa Gobernador Gálvez.

Los manifestantes, con carteles y pancartas, cortaron el tránsito en la intersección de las avenidas San Martín y Juan Domingo Perón. Allí, Mattos recordó que el jueves, mientras estaba en su trabajo, Florencia la había llamado a las 9.30 para preguntarle qué cocinaría al mediodía y que ése fue el último contacto que tuvo con ella.

"No sé bien cuándo fue la última vez que la vieron saliendo de casa, porque hay vecinos que me dijeron que fue inmediatamente después de esa hora y otros que fue a las 11. También hay quienes me aseguran que estaba vestida de una manera y otros de otra, por lo que no puedo asegurar nada y no me puedo llevar por los datos que me dieron. Todos me dicen cosas diferentes, quizá en el afán de colaborar", dijo a La Capital. En ese sentido, Laura agradeció "a la gente, todos los vecinos la salieron a buscar. Jamás pensé que me iban a apoyar de esta manera".

"Yo espero con todo mi corazón que ella se haya ido a alguna aventura loca porque si se fue con alguien, va a estar viva. Es lo único que pienso y esto es una expresión de deseo, no significa que yo asegure que fue eso lo que le pasó a mi hija. Hace 48 horas que no duermo. Todos me mandan a descansar pero yo no puedo porque siento que si lo hago, no la voy a escuchar", expresó Laura, rompiendo en llanto. La mujer, al igual que su marido, Carlos Horacio Ocaño, aseguraban que la chica era obediente y que no salía a bailar, ni andaba sola por la calle.

Protestas. La de ayer no fue la primera protesta de la familia y sus vecinos: anteanoche, cortaron el puente Molino Blanco, sobre el arroyo Saladillo, para pedir celeridad en la búsqueda de Florencia, cuya desaparición también había sido denunciada en la Justicia federal, ante la posibilidad de que hubiera sido secuestrada por una red de trata de personas.

Incluso, se había librado un allanamiento anteanoche en un domicilio villagalvense donde se ejercería la prostitución, con resultado negativo. Al respecto, fuentes judiciales confirmaron a La Capital que ese procedimiento respondió a una orden librada desde la Fiscalía, junto a otra medida que se ejecutó ayer por la mañana en un domicilio de Rosario, también con resultado negativo.

Las actuaciones estuvieron a cargo de la fiscal en turno subrogante Gabriela Bassagaisteguy, quien pese a que su turno finalizaba esta noche, estaba dispuesta a seguir el caso para garantizar las diligencias, que ayer consistieron en el rastreo de llamadas entrantes y salientes celulares de supuestos involucrados, y la difusión de la desaparición, haciendo hincapié en Buenos Aires, donde también se suponía que había una conexión posible con el caso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario