Edición Impresa

Anunciaron que habrá un destacamento policial en barrio Toba

Lo confirmó ayer el ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, tras recorrer la zona con la monja Jordán, quien a través del arzobispo había pedido seguridad.

Domingo 01 de Marzo de 2015

El ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, confirmó ayer que la provincia instalará un destacamento policial en el barrio Toba, ubicado en la zona de Empalme Graneros. Fue la respuesta oficial de la Gobernación al pedido del arzobispo Eduardo Martín al propio Lamberto de mayor presencia de agentes en el noroeste, donde realiza su labor pastoral la monja Jordán, a quien le robaron cinco veces en lo que va del año.

El funcionario realizó el anuncio en el marco de una recorrida que mantuvo con los secretarios de Seguridad Pública, Gerardo Chaumont; de Seguridad Comunitaria, Angel Ruani; el jefe policial de la Región 4, Nodo Rosario, José Luis Amaya; el jefe de la Unidad Regional II, departamento Rosario, Miguel Angel Oliva; y la monja María Jordán, quien realiza una intensa labor social en el lugar.

El titular de la cartera de Seguridad indicó que no se definió específicamente donde estará situado el destacamento de la policía, pero que se han identificado algunos lugares posibles.

En otro orden, el ministro también mantuvo conversaciones con la ministra de Desarrollo Social de la provincia, Mónica Bifarello, con el objeto de avanzar en algunas líneas de acción en el marco del Plan Abre, que efectúa fuertes intervenciones barriales en poblaciones vulnerables.

Lamberto había recibido el pedido de mayor se seguridad de parte del obispo de la ciudad quien señaló: "Siento gran dolor, es una situación que nos preocupa, que pone en riesgo la vida y, es muy difícil ponerle coto. Es como una guerra entre facciones en donde, a veces, cae gente que no tiene nada que ver. Esto es muy serio y las autoridades tendrán que tomar medidas con mayor seguridad y vigilancia".

El prelado dijo no tener dudas de que "con acciones disuasivas (como la mayor presencia policial) se podrían disminuir los hechos violentos" en las zonas más conflictivas.

"Hoy Rosario —continuó Martín— está teniendo unas 200 víctimas de la violencia por año. No sé en qué medida, pero el tema del consumo de drogas tiene mucho que ver porque provoca una ruptura de cualquier tipo de límites".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario