Edición Impresa

Anulan sobreseimiento del ex número dos de Carlos Zannini

Presunto enriquecimiento ilícito. La Oficina Anticorrupción pidió esa medida, por considerar que la sentencia beneficiaba a Carlos Liuzzi. Además, apartaron al juez del caso.

Viernes 01 de Abril de 2016

La Cámara Federal porteña declaró la nulidad del sobreseimiento por supuesto enriquecimiento ilícito del ex funcionario kirchnerista Carlos Liuzzi y apartó de la causa al juez federal Luis Rodríguez, quien lo había favorecido con esa resolución.
  La Sala II, con firmas de sus integrantes Horacio Cattani, Martín Irurzun y Eduardo Farah, impuso la “sanción de invalidez” contra Rodríguez y que un juez “distinto continúe el trámite, asegurando así la posibilidad de la igualdad de armas” entre defensa y querella.
  Los camaristas objetaron que el juez instructor haya hecho un “intempestivo cierre de la causa, cuando estaba en pleno curso de investigación”, justo el día hábil siguiente a que la Oficina Anticorrupción (OA) se presentara, el 5 de febrero pasado, y pidiera constituirse como querellante.
  “En pocas palabras: se le dio al organismo anticorrupción un acceso ficto a la causa, luego de lo cual se la cerró de forma inmediata y se le impidió discutir ese criterio por haberse presentado fuera de los «plazos legales»”, cuestionaron los camaristas.
  La Sala II también cuestionó al fiscal federal que intervino en la causa, Ramiro González, al sostener que “consintió esa decisión” de Rodríguez.
  Los camaristas también resaltaron que sobre Liuzzi, ex número dos del secretario Legal y Técnico y otrora candidato a vicepresidente kirchnerista Carlos Zannini, “se denunció que su patrimonio aumentó 38 veces” durante su permanencia en la función pública, de 2003 a 2012.
  Primero, Liuzzi consignó en su declaración jurada patrimonial que contaba con “un monto de 189.339 pesos”, pero nueve años después admitió que había ascendido a “7.226.160 pesos”. Aunque, al mismo tiempo, se denunció “que en verdad contaba con bienes por valor de 10 millones de dólares”, sostuvo el fallo.
  En 2012, Liuzzi fue denunciado por supuesto enriquecimiento ilícito y en diciembre de ese año el juez Norberto Oyarbide dictó su sobreseimiento.
  Tras la apelación del fiscal Patricio Evers, la Cámara Federal entendió que el magistrado no había contemplado el estudio sobre el incremento injustificado y decidió apartarlo, por lo que la causa quedó radicada en el juzgado de Rodríguez.
  Liuzzi fue el funcionario al que el propietario de una financiera llamó para impedir un allanamiento ordenado por Oyarbide.
  A raíz de esa comunicación, el magistrado suspendió el operativo, lo que le valió una denuncia ante el Consejo de la Magistratura.
  En el marco de la investigación, Rodríguez intimó a Liuzzi y cuatro allegados que se desempeñaban junto a él en la función pública a justificar su aumento patrimonial y luego ordenó una pericia contable.
  El perito contador oficial, resaltó la Cámara, concluyó que hubo un incremento patrimonial de los denunciados que debía ser “calificado como apreciable y no justificado”.
  Al respecto, concluyó que, “de acuerdo al contexto de consideraciones vertidas, no se puede aseverar que está justificado el incremento o variación patrimonial del imputado (Liuzzi) y su grupo familiar”.
  Pero Rodríguez cerró la causa de manera “inmediata” tras haber dado a la nueva conducción de la OA un acceso “ficticio”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario