Edición Impresa

Antes del nuevo aumento, los taxistas hablan de recesión y menos viajes

Dueños de chapas reconocen que la suba de septiembre jugó en contra de la recaudación. Una de las cámaras empresarias afirma que el impacto negativo asciende al 25 por ciento.

Martes 30 de Octubre de 2012

Los titulares de licencias de taxis abrieron el paraguas y advirtieron ayer que, desde el aumento de tarifa del 30 por ciento de septiembre pasado, los coches de alquiler sufrieron una abrupta caída en los viajes. Alertaron que la suba estancó la recaudación y algunos hasta hablaron de una baja del 25 por ciento en los ingresos. Con un nuevo incremento del 14 por ciento a regir desde el jueves próximo, los empresarios vaticinaron un verano "difícil, con recesión y menos servicios". Incluso, vaticinaron una acumulación de unidades en las paradas y no descartaron aplicar descuentos en los viajes. A su vez, el titular del Sindicato de Peones (SPT), Horacio Boix, cruzó a los dueños de chapas al afirmar que "la situación no es tan grave" y les aconsejó: "Que dejen de llorar y asuman los riesgos empresariales".

La familia tachera volvió a mostrar sus diferencias tras el frente común que construyeron a comienzos de 2012 y que derivó en la aprobación de un aumento superior al 40 por ciento, desdoblado en septiembre y en noviembre y acumulativo.

Lo que hace 60 días era una "necesidad" frente a la inflación y los aumentos de insumos en los taxis, el nuevo retoque en los relojes parece un arma de doble filo.

"Preocupa la caída en la demanda por la recesión. Los choferes se quejan porque se están llevando lo mismo o menos que antes del aumento de septiembre. Si en una recaudación de 8 horas por turno se tendrían que alzar con 500 pesos, hoy suman 300. Estimo una baja del 25 por ciento, con el agravante de que el jueves volvemos a aumentar y hay que aguantar el descenso de pasajeros de enero y febrero", dijo el titular de la Asociación de Titulares de Taxis Independiente (Atti), Mario Cesca, quien presagió el regreso de los descuentos. "O bien que volvamos a pedir una baja en los valores de los viajes", agregó.

En la Asociación Conductores de Taxis (ACT), Francisco Báez advirtió que la cantidad de viajes "ya venía cayendo del 15 al 20 por ciento, por eso hay más taxis libres, pero la recaudación se mantuvo".

"Se trabaja menos, se cobra lo mismo", indicó el dirigente, que estimó que con el nuevo reajuste "la actividad no caerá mucho más porque vienen las fiestas de fin de año, hay más viajes en diciembre, y después llega el histórico parate de enero y febrero".

José Tornambé. de la Cámara de Titulares de Licencias de Taxis de Rosario (Catiltar), aclaró que, "si hay una baja en el trabajo, no es por los aumentos". Y recordó que, durante la crisis de 2001, "hacía seis años que no se tocaba la tarifa".

También referente de Catiltar, José Iantosca precisó que los viajes cayeron del 15 al 20 por ciento, "con lo cual el efecto del reajuste hizo que la recaudación suba sólo un 10 por ciento y, prácticamente, se recaude lo mismo con menos viajes".

El que llamó a "desdramatizar" la situación fue Boix: "Es cierto que la cantidad de servicios cayó un 20 por ciento, pero no es tan grave. Si uno escucha a los titulares, parece que se están fundiendo. Ahora que les dan el aumento, lloran por los rincones. Deben correr el riesgo empresarial. El bolsillo del usuario está castigado por las subas, pero no exclusivamente del taxi".

Los valores. Con el 30 por ciento de suba en septiembre, la bajada de bandera quedó en 7,30 pesos, mientras que la ficha cada cien metros en horario diurno pasó a 36 centavos

En tanto, la tarifa nocturna (fines de semana y feriados) se estableció en 8,20 pesos y 42 centavos.

Desde el jueves, la bajada de bandera para la tarifa diurna costará 8,25 pesos y la ficha y el minuto de espera 41 centavos.

Para la tarifa nocturna, costará 9,41 pesos la bajada de bandera y 47 centavos la ficha y el minuto de espera. El adicional por radiollamada se quedará en 1,84 pesos.

Patentes

La Municipalidad reclamará desde hoy el pago de patentes adeudadas a propietarios de vehículos de alta gama. La intimación prejudicial para regularizar la situación recaerá sobre unos 1.037 contribuyentes que adeudan las patentes de los períodos 2010 y 2011 y tres cuotas del año en curso. La deuda total alcanza los 7 millones de pesos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario