Politica

Angelini presentó un juicio político contra Cafiero

Acusan al jefe de Gabinete por no presentarse en Diputados. Para el PJ "los dirigentes de Juntos por el Cambio ya están en campaña electoral"

Miércoles 28 de Abril de 2021

Mientras Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta intentan restablecer los puentes de cara a la suba de contagios, en el Congreso escala la tensión política: el diputado nacional Federico Angelini presentó un pedido de juicio político contra el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

“En diversas y reiteradas oportunidades diferentes miembros de esta Honorable Cámara instamos al jefe de Gabinete de Ministros para que concurra a brindar el informe sobre la marcha del gobierno una vez iniciado el periodo ordinario de sesiones 2021, circunstancia ésta que hasta la fecha de presentación de este nuevo proyecto no ha acontecido”, señala el proyecto de resolución.

En sus fundamentos, el texto habla de “la desidia del funcionario a dar cumplimiento a sus obligaciones constitucionales” y plantea que su “ausencia es de una gravedad institucional inusitada”.

“Hace más de 250 días que Cafiero en vez de ir a dar explicaciones al Congreso como la Constitución manda nos intenta dar clases por redes sociales o en los medios —dijo Angelini a La Capital—. Eso no corresponde desde ningún punto de vista, el jefe de los ministros tiene que dar explicaciones en el ámbito que corresponde”.

Acompañaron el proyecto, entre otros, los santafesinos José Nuñez, Gisela Scaglia y Ximena García, además de dos de los principales exponentes del ala dura del PRO: Fernando Iglesias y Waldo Wolff.

En la oposición advierten que “se está gobernando por DNU” más allá de la excepción que habilita la pandemia. También quieren saber cuál es la estrategia del gobierno ante el fin de la actual concesión de la hidrovía y cuál es la posición oficial ante la ley de biocombustibles.

El pedido de juicio político aparece en un momento particularmente tenso entre la Casa Rosada y la oposición. El lunes Cafiero acusó a Larreta de “politizar la pandemia” guiado por los “sectores más reaccionarios” de su fuerza y denunció que la primera plana de JxC “encuentra motivos para celebrar en la cantidad de muertos” por Covid, porque “piensan que así le hacen daño al gobierno”.

El propio Angelini cruzó en Twitter al jefe de Gabinete: dijo que “confunde politización de la pandemia con el rol activo de una oposición que, pese a que en un principio acompañó al presidente en la conducción de la pandemia hoy se ve obligada a cuestionar y a controlar a un gobierno que, mientras te decía “quedate en casa”, avalaba la liberación de presos y avanzaba contra la Justicia, la propiedad privada y el poder adquisitivo de los jubilados”.

Y añadió: “No celebramos muertos ni que las vacunas se demoren; nos duele el estado de situación actual. Quizá, si el gobierno no se hubiera dedicado a crear circos mediáticos con relatos ’épicos’, ni a realizar anuncios rimbombantes, y sí a gestionar, hoy el escenario sería otro”.   

Lógica electoral

En el peronismo respondieron la iniciativa opositora. “Pocas veces se vio una interacción tan profunda como la que tuvo y tiene el Poder Ejecutivo actual con el parlamento argentino —dijo a este diario el diputado nacional Germán Martínez—. Permanentemente los ministros, secretarios y subsecretarios asisten a las comisiones realizando informes de sus carteras y participando del debate legislativo”.

Y agregó: “El jefe de Gabinete cumple sistemáticamente con las demandas de información de las diputadas y diputados. Los diputados opositores que presentaron este proyecto ni siquiera deben haber leído la Memoria Detallada del Estado presentada por la Jefatura de Gabinete el 1º de marzo pasado”.

Negociaciones

Lo cierto es que el juicio político tiene nulas chances de progresar. El artículo 101 de la Constitución establece que para remover al jefe de Gabinete se necesita el voto de la mayoría absoluta de los miembros de cada una de las Cámaras y la oposición no tiene los votos para avanzar.

¿Entonces, por qué presentar una iniciativa que no va a prosperar? Un trabajo de los politólogos Aníbal Pérez-Liñán y Mariana Llanos demuestra que con estas movidas los legisladores buscan representar el malestar de su base electoral contra el gobierno.

Martínez observa a la jugada opositora en contacto estrecho con los comicios de medio término. “Todo lo que dicen, piensan y hacen los dirigentes de Juntos por el Cambio hay que entenderlo desde la lógica electoral —destacó el titular del PJ rosarino y referente de La Corriente—. Ya están en campaña. Y cualquier cosa vale para eso. Este proyecto hay que leerlo en ese contexto”.

Precisamente, la cuestión electoral es un punto pendiente que el oficialismo y la oposición deben resolver antes del 10 de mayo, la fecha límite para convocar a las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias. Angelini descarta que el juicio político a Cafiero empantane la negociación. “Ya aceptamos las condiciones de ellos y ahora tienen que aceptar las nuestras, que es que se comprometan a poner la cláusula que no les permita después cambiar la fecha —subrayó el vicepresidente nacional del PRO—. Eso no es negociable”.

La confianza entre unos y otros no abunda: “Estamos seguros de que ellos tienen como objetivo suspender las Paso y posponer las elecciones —disparó—. No les interesa la cuestión sanitaria”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario