Edición Impresa

Andrés Ruiz presenta hoy su último disco con la marca de la melancolía

Canta con una voz grave y profunda, casi teatral, y está cerca de estilos que no suenan muy familiares al rock argentino. Dice que no se siente parte de ninguna escena, y es fácil creerle: su recorrido es el de un cantautor inquieto y cambiante.

Viernes 19 de Septiembre de 2014

El cantautor presenta hoy en Rosario su último disco, "Huésped", un trabajo que remite a sonidos de los años 80.

Andrés Ruiz canta con una voz grave y profunda, casi teatral, y está cerca de estilos que no suenan muy familiares al rock argentino. Dice que no se siente parte de ninguna escena, y es fácil creerle: su recorrido es el de un cantautor inquieto y cambiante. En diez años de carrera editó seis discos como solista, participa en grupos paralelos como cantante y baterista, tocó en distintos países de Latinoamérica y Europa y publicó un libro de poesía. Ahora está presentando su nuevo álbum, "Huésped", que bucea en sonidos de los años 80 con sintetizadores y baterías electrónicas, y para el año que viene está preparando un disco junto a Litto Nebbia. Hoy cantará en Rosario junto a su banda, y como artista invitado actuará Jubany, el rosarino que recientemente editó su CD debut, "La espera".

"«Huésped» es el resultado natural de un proceso que ha llevado casi diez años", dijo Andrés Ruiz a Escenario sobre su nuevo trabajo. "Mis primeros discos están vinculados un poco más a la experimentación, pero siempre dentro de la canción. A partir del 2010, con «Ruiseñor», entré en un camino más vinculado al pop, y ahora con «Huésped» se corona ese recorrido. Esta vez yo quería hacer un disco rápido, con instrumentos que tenía a mano, y en ese momento tenía una batería electrónica. Yo intento cambiar disco a disco, y me parecía que era un buen momento para modificar las baterías acústicas. Además quería darle suma importante a mi rol de cantante", explicó.

En "Huésped" se pueden encontrar rastros del primer Melero, de Coleman y hasta de Cerati, pero Ruiz asegura que sus influencias vienen de otro lado. "Yo nunca me puse como objetivo sonar parecido a algo. Entiendo que por una cuestión de baterías electrónicas y un protagonismo muy fuerte de los sintetizadores muchos medios lo vincularon a esos referentes de los 80. Pero mis influencias están más relacionadas a músicos como Scott Walker o a algunos pequeños detalles de David Bowie", aclaró.

Otra influencia vital para Andrés Ruiz es la poesía. Es más, hacia fin de año editará su segundo libro de poemas, "Holograma". "Me gustan mucho Olga Orozco y Alejandra Pizarnik, representantes del mismo género, de la misma manera de escribir, ligada a la oscuridad, a la muerte, a lo romántico y sumamente melancólicas. Por otro lado también me gusta el Conde de Lautréamont y todos los autores más vinculados al surrealismo", comentó.

Entre los proyectos más recientes del músico (que es hermano de la cantautora Florencia Ruiz) se encuentra el sello discográfico Furbo, una palabra que extrajo de las "Aguafuertes porteñas" de Roberto Arlt. "En el sello se editaron mis discos y los de diversas bandas en donde yo participo, como Alud Negro. Después empecé a abrir un poco el abanico y ahí conocí a Pablo Jubany, que es mi cantante preferido. Furbo es la unión de nosotros dos y algunas otras bandas que estamos por confirmar. Es una plataforma nueva vinculada al pop, con cierta calidad musical y poética, y que va a abrir un canal de conexión importante en la escena independiente de Rosario y Buenos Aires", anticipó.

El cantautor también está trabajando en un disco producido por Litto Nebbia, que ya había participado como invitado en su álbum "Ruiseñor". "El disco se llamará «Linces» y estará terminado para el año que viene. Son todas baladas compuestas por mí, con mi melancolía y mi oscuridad. Es un disco vinculado a las fábulas, con historias de animales y geografías fantasiosas, que son una de mis temáticas a la hora de componer", adelantó el músico.

Ruiz llevó sus canciones a países muy distantes de Latinoamérica y Europa. Y en octubre va a presentar "Huésped" en México, Guatemala y El Salvador. ¿Cómo hace un artista independiente para llegar a esos lugares? "Dividiendo las tareas y organizándose", responde. "El artista independiente de hoy es sumamente completo, a diferencia de generaciones anteriores, lo que uno conoce como el esplendor del rock argentino, que estaba muy vinculado a la industria discográfica. Eso hoy en día no existe tal como se lo conocía, entonces el mismo artista debe convertirse en su propio promotor, en su diseñador, en su editor de video. Yo trabajo mucho difundiendo mi obra. Todos los días contacto personas de otros lugares y estoy tendiendo puentes. La independencia también es eso: trabajar en la organización. Con organización y buenas canciones podés tocar en todo el mundo", aseguró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario