Edición Impresa

Andrés Beeuwsaert, el pianista que todos quieren tener

El músico que supo tocar con Charly, Joe Lovano, Pedro Aznar, David Lebón y Javier Malosetti, debuta hoy en Rosario en el auditorio del Parque de España al frente de su cuarteto  

Sábado 04 de Mayo de 2013

Ya vino varias veces a tocar a Rosario; con Pedro Aznar, con Lebón-Aznar, con el grupo de Javier Malosetti y con Aca Seca. Pero esta vez —esta noche a las 21.30 en el teatro del Parque de España y con entrada gratuita—, el talentoso pianista Andrés Beeuwsaert debuta en esta ciudad al frente de su cuarteto (Christine Brebes en violín, Fernando Silva en violonchelo y contrabajo, y Juanpi Di Leone en flautas).

   El músico, que tocó y grabó tempranamente con Fats Fernández, Charly García, Mono Fontana, Hugo Fattoruso, Iván Lins y Joe Lovano, entre otros, fue una revelación en el mundillo del jazz porteño durante la década pasada. Pero también, Beeuwsaert tuvo su anclaje en el rock a través de sus múltiples participaciones con varios de los músicos ya mencionados y en la música popular a través de Aca Seca, todo un referente actual del género.

   —Contame de tu último disco, “Cruces”, editado en Japón.

   —En 2009 recibí un mensaje vía MySpace, desde Japón en el que se me propuso grabar un CD solista para editarse allí en un sello independiente de música instrumental. Fue grabado en Buenos Aires en 2010 y lanzado en diciembre de 2012. La mitad del repertorio es música propia y versioné a autores como Lea Freire, Dino Saluzzi, Mário Laginha, Lyle Mays y Carlos Aguirre.

   —¿Te sentís más un músico de jazz o de música popular?

   —Ni lo uno ni lo otro, simplemente me siento un artista curioso, ecléctico y en movimiento. Escucho música de muy diversos géneros y lugares, y no me gusta encasillarme en un camino determinado. La improvisación es algo que vengo cultivando en todos estos años, independientemente de los proyectos que realicé, y me gusta a veces dar conciertos de piano solo en los que improviso de comienzo a fin.

   —Tocaste o grabaste con Charly, Malosetti, Aznar y Lebón, ¿qué te une al rock, más allá de estos nombres?

   —Mi gran acercamiento a la música fue de la mano del rock nacional, especialmente de Charly García. A los 12 años escuchaba día y noche su música y sacaba de oído todo lo que podía. Mi hermano mayor escuchaba mucho Serú Girán, Pedro Aznar, Spinetta, y esa era la música que sonaba en mi casa.

   —Y cuáles son los pianistas que más te inspiraron?

   —A los 12 años comencé a escuchar mucha música instrumental, gracias a un amigo pianista de Olavarría que escuchaba muy buena música. En esa época me obsesioné con Pat Metheny y su pianista Lyle Mays, con Keith Jarrett y con Egberto Gismonti. Esos músicos fueron muy influyentes en mi historia musical.

   —Cómo definirías tu estilo? Qué lo hace diferente a otros pianistas o tecladistas, desde el Mono Fontana a Fattoruso, pasando por Ernesto Jodos y la rosarina Paula Shocrón?

   —El Mono y Fattoruso son para mí genios y también una fuente constante de inspiración y dos grandes referentes de la música actual. Definir mi estilo es algo que no podría hacer escribiendo palabras. Pienso que todos los músicos creativos tenemos un estilo y eso no tiene que ver con lo estrictamente musical en absoluto, sino con la historia personal de cada uno. En este concierto que daremos en Rosario, la formación del grupo (piano, violin, flauta, cello y contrabajo) está ligada a la música de cámara, al sonido acústico de los instrumentos, a intentar precindir de la amplificación y que suene todo lo más natural posible. Ultimamente me gusta mucho tocar en lugares pequeños y estar cerca del público, sin cables ni micrófonos en lo posible. Eso genera una comunicación muchas veces más directa y es una experiencia diferente.

   —Hace tiempo en un recital en Rosario Javier Malosetti te presentó como “la joven promesa” del jazz. ¿Qué es hoy Andrés Beeuwsaert?

   —¡Pregunta difícil! Solamente me animo a decir que soy una persona muy afortunada y agradecida por poder hacer música y vivir de eso. Que trata de hacerlo lo mejor posible y con la mayor honestidad siempre, y en este caso poder venir a Rosario por primera vez con mi grupo que está integrados por músicos maravillosos que, además, son amigos muy queridos y compañeros de ruta hace mucho tiempo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS