Edición Impresa

Amplia jornada de debate en el Concejo acerca de la legalización de la marihuana

La jornada fue promovida por el presidente del cuerpo, Miguel Zamarini, contó con la disertación de catedráticos a nivel local y nacional, además de representantes del gobierno de Uruguay.

Sábado 13 de Septiembre de 2014

El Concejo Municipal fue escenario ayer de la primera audiencia pública sobre seguridad, salud y regulación del cannabis. La jornada, que fue promovida e inaugurada por el presidente del cuerpo, Miguel Zamarini, contó con la disertación de catedráticos a nivel local y nacional, además de representantes del gobierno de Uruguay.

Según afirmaron desde la Asociación Rosarina de Estudios Culturales (AREC), organizadora del debate junto al Concejo Municipal, "no se trató de un congreso de adiccionología, sino del abordaje de cuestiones serias y problemáticas como el uso indebido de sustancias psicoactivas".

Al respecto, Zamarini valoró: "Aquí no se trata de discutir meramente despenalizar o no. Es necesario que se deje de perseguir al mero consumidor y se aborde la problemática del narcotráfico, que no solamente genera una economía multimillonaria paralela, sino que además se cobra la vida de miles de jóvenes".

En ese mismo sentido, recordó la ordenanza de su autoría denominada Programa Integral de Atención y Prevención de Adicciones, aprobada en el año 1998 y que, hasta ahora "solamente rige de manera parcial". Sobre ello, agregó: "El Estado debe estar presente en la prevención y en el tratamiento de quienes padecen una adicción. No se puede mirar más para el costado ante una problemática que nos golpea a todos".

A su turno, Alejandro Libkind, médico especialista en tratamiento del dolor y cuidados paliativos, detalló los aspectos positivos y los efectos secundarios del cannabis para tratamientos de diferente naturaleza, tales como respiratorios, para los dolores e, incluso, como sustitutos de medicamentos en graves enfermedades.

"Las estadísticas indican que en la Argentina existen 6 víctimas por hora a causa de la adicción al tabaco, 5 por el alcoholismo y 3 por el uso indebido de antiinflamatorios. Y otra gran cantidad por la administración de los psicofármarcos. El cannabis no produce sobredosis, por lo que no hay posibilidad alguna de que se cobre una vida", añadió.

También hizo su intervención Gabriela Olivera, secretaria de Género de la Junta de Drogas del Gobierno del Uruguay. Además de explicar largamente el modo de regulación por parte del estado de la administración del cannabis, remarcó que "no está prohibido el consumo, pero si la venta de marihuana".

"Nuestro país ha tomado modelos que ya se han instalado en diferentes partes del mundo. Nunca es posible copiarlos sino adaptarlos a las condiciones de cada sociedad. Para nosotros la experiencia es buena y somos optimistas, aunque siempre con la evolución y corrección permanente del sistema de trabajo", detalló.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario