Edición Impresa

Amigos y familiares de las nenas muertas en el parque exigieron Justicia

Se convocaron ante las puertas del International Park a un mes de la tragedia que le costó la vida a dos hermanitas de Rafaela.

Miércoles 11 de Septiembre de 2013

"Nada va a calmar el dolor, pero la Justicia puede reparar lo que ha pasado", dice Rafael Brizuela, tío abuelo de Melani y Florencia Aranda, las dos adolescentes que fallecieron hace un mes en el parque Independencia, cuando una de las góndolas de la Rueda de la Fortuna se desprendió y las arrastró en su caída más de 20 metros. Ayer, familiares de las chicas, amigos y muy pocos vecinos de la zona volvieron al lugar donde se desató el drama para pedir que se haga Justicia, que el International Park no vuelva a abrir, o algo que ayude a diluir la pena.

La convocatoria fue a las 15, en la puerta del parque de diversiones. Hasta allí llegaron tíos, primos y amigos de la familia oriunda de Rafaela. Los papás de las dos chicas de 12 y 14 años no pudieron hacerlo. Cristián Aranda está internado "por una gastritis nerviosa", explicó su tío. Y María Mercedes Acosta se quedó al cuidado de su hija menor, Jackeline, que se recupera de las heridas dejadas por el incidente de ese sábado 10 de agosto.

"Cristián siempre fue un hombre fuerte. Recién ahora está cayendo de todo esto. Vino a Rosario a divertirse en familia y volvió a su casa sin sus hijas. A Melani le estaba terminando de hacer la pieza y pagándole la fiesta de quince que se iba a hacer en diciembre. La familia está destrozada", contó la tía del hombre, Mirta Brizuela.

"Princesas, nunca las vamos a olvidar", decían las pecheras que llevaba la familia. La leyenda estaba impresa sobre una foto que las dos adolescentes se sacaron con el celular, apenas unos minutos antes de que el carro que las transportaba cayera al vacío.

Rafael Brizuela fue el encargado de exponer los reclamos del grupo. "Queremos pedir Justicia, que el parque de diversiones no vuelva a abrir, porque lo que le pasó a nuestras niñas le podía haber pasado a cualquiera", pidió. "Nada nos va a devolver a las chicas, pero lo que pedimos es que accidentes como estos no vuelvan a suceder. Yo siempre miraba por televisión a la gente pidiendo Justicia y nunca me imaginé que alguna vez iba a estar en una situación así", sumaba Mirta con los ojos enrojecidos.

Sobre las rejas del Internacional Park, clausurado por la Municipalidad tras el incidente, la familia dejó un par de carteles que pedían "Justicia por Mele y Flor".

Unas vecinas del parque y el concejal del socialismo auténtico Alberto Cortés acompañaron el reclamo. El edil volvió a señalar las "irregularidades que rodean la concesión y el control de los juegos", gerenciados por una sociedad de responsabilidad limitada cuyo apoderado está imputado por homicidio y lesiones culposas. La investigación está en manos del juez Correccional Nº 7, Juan Carlos Curto, quien ayer tomó declaración indagatoria inspectora encargada de controlar el predio el 25 de julio pasado (ver aparte).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS