Edición Impresa

Amia: "Nada ni nadie detendrá la investigación"

A dos días de un nuevo aniversario del atentado, Nisman les pidió a los familiares de las víctimas que tengan confianza en la Fiscalía a su cargo.

Miércoles 17 de Julio de 2013

El fiscal de la causa Amia, Alberto Nisman, pidió ayer a los familiares de las víctimas del atentado que "confíen en la Fiscalía", afirmó que va a "seguir avanzando" en la búsqueda de Justicia y subrayó: "No nos vamos a detener ante nada ni ante nadie".

"Vamos a seguir adelante, como lo hemos hecho hasta ahora, y ellos lo saben muy bien", dijo Nisman a la prensa, antes de disertar acerca de su último dictamen sobre la "penetración de Irán en la Argentina y en países de Latinoamérica" para cometer el atentado terrorista de 1994.

El fiscal expuso invitado por el Congreso Judío Latinoamericano en el Hotel Intercontinental, adonde asistieron a escucharlo autoridades de la Amia y la Daia, referentes políticos y diplomáticos y miembros de la colectividad judía.

"Sobre el tema del memorándum (de entendimiento con Irán para avanzar en la causa Amia e interrogar a los acusados) me voy a expedir una vez que el juez (Rodolfo Canicoba Corral) me corra vista por la constitucionalidad y tome conocimiento de mi versión por escrito", insistió Nisman.

El fiscal especial sostuvo también que "no hay forma de detener esta investigación" sobre el atentado a la Amia, del cual mañana se cumplirán 19 años.

"No vamos a detenernos hasta lograr la justicia y que todos los imputados sean llevados ante el juez argentino, que declaren, que eventualmente sean procesados y condenados. No nos vamos a detener ante nada y ante nadie. Sabemos que no es una misión fácil, pero no hay peor misión o más difícil que la que no se intenta", afirmó Nisman.

Ante el público, Nisman subrayó que el atentado a la Amia no fue un "hecho aislado", sino que "se había dado en un marco de penetración iraní en la región" a través de la "instalación de estaciones de inteligencia, bases de espionaje, destinadas a cometer atentados terroristas".

"Pudimos probar cómo operan, cómo se oculta, cuál es el entramado y cómo actúa esta inteligencia iraní en la región, que produjo resultados devastadores en la Argentina y estuvo a punto de producirlos en Estados Unidos, en un intento de volar tanques de combustible en 2007 en el aeropuerto John Fitzgerald Kennedy", reseñó Nisman.

A fines de mayo de este año Nisman había dado a conocer un segundo dictamen, tras el que emitió en 2006 en el que acusó a funcionarios iraníes por el ataque terrorista. En este segundo escrito el fiscal acusó a Irán de infiltrar estaciones de inteligencia en varios países de Sudamérica, tales como Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile, Colombia, Guyana, Trinidad y Tobago y Surinam, "destinadas a cometer, fomentar y patrocinar actos terroristas".

El documento tiene 500 fojas y fue presentado al juez de la causa, Canicoba Corral, y no aludió al memorándum firmado por la Argentina e Irán para avanzar en la investigación del atentado a la mutual judía.

Nisman además le pidió a Interpol que "extreme los recaudos tendientes a potenciar" los procedimientos "para lograr la detención de la totalidad de los acusados que se encuentran con pedido de captura internacional". Se trata de los iraníes que vienen gozando de protección en su país y por la cual la Argentina suscribió un memorándum de entendimiento para que el fiscal y el juez Canicoba Corral viajen y los indaguen en Teherán.

Nisman también se refirió ayer a la decisión de la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, de denegarle un pedido de viáticos para viajar a Estados Unidos a exponer al congreso de ese país sobre la infiltración de Irán en la región.

"Es una decisión que tomó mi superior jerárquica y que debo respetar", dijo escuetamente a la prensa sobre la negativa de Gils Carbó, que fue cuestionada por legisladores estadounidenses.

Tras esas críticas de parlamentarios norteamericanos, fuentes de la Procuración explicaron que Gils Carbó no le prohibió al fiscal viajar a Estados Unidos a exponer su investigación sino que "lo que se le negó fueron los gastos, porque cuando no se trata de viajes institucionales los gastos corren por cuenta de quien lo solicita o de quien invita".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS