Edición Impresa

Amenazaron de muerte al jefe de la Policía Federal, comisario Di Santo

Policías y barrabravas. La denuncia fue radicada en el Juzgado en lo Criminal número 5, a cargo de Manuel De Campos. Se sospecha de efectivos policiales vinculados con la barra brava de Boca Juniors como responsables.  

Martes 27 de Agosto de 2013

El jefe de la Policía Federal, comisario general Román Di Santo, fue amenazado ayer de muerte y por el episodio radicó una denuncia en Tribunales, mientras se sospecha de efectivos vinculados con barrabravas de Boca como responsables.

Fuentes policiales revelaron a Noticias Argentinas que Di Santo ya había recibido varias advertencias y se cree que tendrían relación con la investigación que él mismo encabezó, al pedir que se allanara el Departamento Central de Policía por sospechas de connivencia de uniformados con barras de Boca.

El jefe de la Federal halló en la puerta de su casa el recorte de un diario deportivo con una nota sobre barrabravas xeneizes, en la que tenía escrita con fibrón la frase "Di Santo te encontramos".

El artículo periodístico contenía en su título la palabra "ataúd", la cual fue marcada por quienes amenazaron al jefe de la Policía.

La causa que ahora se investiga por amenazas quedó en manos del juez de Instrucción en lo Criminal número 5, Manuel De Campos, el mismo que tiene las causas de entrega de carnets a los barras xeneizes y el que se ocupa del tiroteo entre dos facciones de La Doce, ocurrido el 21 de julio pasado en cercanías del estadio de San Lorenzo.

Por la investigación de la barra de Boca, el jefe policial dispuso el desplazamiento de varios efectivos de la comisaría 24ª, con jurisdicción en La Bombonera, pasó a retiro a otros del área eventos deportivos y hay más que son investigados.

Sin embargo, Di Santo también echó a tres uniformados del área de Inteligencia de la PFA, luego de una denuncia por espionaje realizada por integrantes de la agencia Rodolfo Walsh.

"Di Santo encabezó el pedido para que se investigue a los policías que podían estar relacionados con barras de Boca, pero también había separado a otros que estaban en la parte de inteligencia. Así que creemos que, si bien pudieron ser barras los que dejaron la amenaza en la puerta de su casa, los que aportaron la dirección de su vivienda tienen que ser policías federales, ya sea en actividad o desplazados", reveló un jefe policial a NA.

La fuente explicó que si el hecho viene por el lado de los barras de Boca, tienen "que ser policías que tienen negocios sucios con estos violentos".

"Es inédito que un jefe de Policía se ponga al hombro la investigación. Son dos los sectores afectados por la investigación interna: primero barras y dirigentes y después los policías desplazados de la división de eventos deportivos, quienes fallaron en la inteligencia para evitar el tiroteo entre barras de Boca, y los de la comisaría 24ª", sostuvo.

Asimismo, la Policía Federal atraviesa una feroz interna en su cúpula desde hace tiempo y la semana pasada, desde dentro de la fuerza, alguien hizo correr el trascendido de que Di Santo había sufrido un ACV isquémico, algo que fue desmentido, ya que ese día tenía previsto someterse a un chequeo rutinario en la clínica Favaloro.

Di Santo radicó la denuncia por amenazas en los Tribunales y le llevó el mensaje intimidatorio al juez De Campos.

"A medida que avanzamos sobre delitos organizados hay gente que se pone muy nerviosa porque estamos llegando al fin y pasan estas cosas. La Secretaría de Seguridad recibe estas amenazas todos los días", sostuvo Di Santo al salir de Tribunales.

Directivas precisas. A la vez, indicó que tiene "directivas precisas del gobierno nacional de trabajar en estos hechos" y reveló que el magistrado le "tomó la denuncia y va actuar en consecuencia".

"Como dijo (Sergio) Berni (secretario de Seguridad de la Nación), vamos esclareciendo hechos y le está tocando mucho a los barras en este hecho puntual", añadió.

En tanto, sostuvo que, pese a las amenazas recibidas en la puerta de su casa aseguró que no tiene "miedo" y advirtió que está "preparado para eso".

"Yo nunca cambié mi domicilio, vivo en el barrio que nací. Mi forma de vida no cambió por ser jefe de la Policía Federal. Conocen puntualmente cuál es mi casa, porque casi nací a diez cuadras de ahí. No hablé con la dirigencia. Voy a seguir trabajando. Como policía y autoridad no me asusta en absoluto. Estoy preparado para eso", agregó Di Santo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS