Edición Impresa

Alumnos piden por el edificio propio de la única Eempa de Villa G. Gálvez

Demanda educativa. Los estudiantes también solicitaron mejoras para erradicar las vallas edilicias que impiden la inclusión en las escuelas santafesinas.  

Martes 12 de Noviembre de 2013

Estudiantes de la Escuela Media para Adultos (Eempa) Nº 1.143 de Villa Gobernador Gálvez pidieron en la Legislatura provincial por el edificio propio para su escuela. Este establecimiento público es el único en la ciudad que ofrece la posibilidad de terminar el secundario a jóvenes y adultos. Actualmente concurren más de 450 alumnos. También reclamaron para que todos los edificios escolares se adapten a la inclusión de las personas con distintas discapacidades.

La presentación la realizaron 50 estudiantes de 5º año de esta Eempa, en el marco del programa educativo "Pido la palabra. Diputados por un Día", del que participaron por invitación de la legisladora Olga Coteluzzi (Frente para la Victoria).

Por medio de esta iniciativa, los alumnos relevan problemas de interés, investigan y elevan las propuestas tal como si fueran diputados. "Nuestros «diputados», representantes de los cinco 5º años, llevaron cuatro propuestas, elaboradas por ellos y como parte de nuestro Proyecto Alfabetizador Institucional, del que participan las áreas de lengua y ciencias sociales", contó la directora de la Eempa 1.143, Lucía Salinas.

Uno de esos planes es contar con el edificio propio para la Eempa, que lleva casi 40 años en la comunidad funcionando en la primaria Nº 132 (Mitre 1653). La directora Salinas recordó que actualmente asisten más de 450 estudiantes, entre los que figuran los del Plan Fines (unos 50), en el turno noche. "Contar con el propio espacio permitirá trabajar en los tres turnos. Y de esa manera se podrán incluir más adultos y jóvenes que por razones de horario de trabajo, de cuidado de la familia, problemas de distancia y hasta de seguridad no pueden asistir por la noche", explicó.

También recordó que esta Eempa es la única institución de Villa G. Gálvez destinada a esta modalidad, razón por la cual todos los años hay listas de espera para ingresar, y los que no logran un lugar deben trasladarse a Rosario.

Salinas indicó que además de asistir a una matrícula creciente de alumnos, en especial de aquellos que no terminan a tiempo el secundario por razones laborales o porque son madres a temprana edad, el edificio propio permitiría disponer de una biblioteca, lugar para clases de computación, un espacio adecuado para una guardería maternal, y ofrecer talleres de capacitación, entre otros proyectos.

Inclusión. Los estudiantes de estos 5º años también presentaron un proyecto para "la adaptación de los edificios escolares para la inclusión de personas con otras capacidades". Esto es, por ejemplo, contar con rampas y baños adecuados. "En nuestra escuela ya se fueron alumnos por falta de estos requerimientos básicos", recordó la directora. Entre los argumentos sostenidos por los alumnos que oficiaron de diputados figuró el de recordar que hay una resolución del Ministerio de Educación de la provincia que les pide a las Eempas que garanticen la inclusión de los alumnos con diferentes necesidades, pero, sin embargo, no se cuentan con los edificios adecuados.

También fueron proyectos presentados por estos jóvenes el del "medio boleto docente" para los profesores de Villa Gobernador Gálvez, y el de creación de dos cargos de asistentes escolares (porteros), "ya que desde los inicios de esta Eempa, hace 40 años, cuenta con un solo cargo a pesar del crecimiento de la matrícula y el aumento de las divisiones".

"En todos los años de trabajo docente en esta escuela querida, desde mis inicios en la profesión, viví muchos momentos significativos, pero nunca olvidaré lo que vi y escuché ese día en la Legislatura: el sentido de pertenencia, la identidad con la que nuestros alumnos debatieron, argumentaron y defendieron sus posturas. Todos pidieron la palabra. Paulo Freire decía que no hay proyecto que no implique un sueño, y nosotros lo tenemos", expresó la directora.

Al final rescató que si bien el Programa "Pido la palabra. Diputados por un día" es un juego de simulación, los proyectos presentados por los estudiantes fueron muy escuchados, tenidos en cuenta y ya forman parte de los que ingresarán formalmente por mesa de entrada de la Legislatura provincial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS