Edición Impresa

Alto nivel de rechazo en Venezuela a las políticas de Nicolás Maduro

Un 87 por ciento pide que cambie y 68 por ciento descree de sus medidas económicas. Pero también un 87 por ciento repudia la protesta violenta de la oposición.

Martes 18 de Marzo de 2014

Un 87 por ciento de los venezolanos pide al gobierno de Nicolás Maduro que cambie sus políticas, y un 64 por ciento exige que el mandatario deje el poder, pero sólo recurriendo a medios constitucionales. A su vez, un 68 por ciento descree de las políticas económicas del gobierno. Pero también un 87 por ciento repudia las protestas violentas con barricadas que hace una parte de la oposición. Todos estos números surgen de tres sondeos nacionales que se dieron a conocer en Venezuela.

Según la encuestadora Datos, un 87 por ciento considera que el gobierno debe rectificar sus políticas. Otra consultora, Hercón, sostiene que el 68 por ciento no cree que las políticas oficiales resuelvan la grave crisis económica que golpea a Venezuela y alimenta la ola de protestas iniciada por sectores medios a inicios de febrero y que aún continúa con fuerza.

Tres sondeos. Los datos de los tres sondeos dan una imagen de una sociedad marcada por la polarización, la pésima situación de la economía y cinco semanas de protestas y represión policial, la que para el 61 por ciento es "desproporcionada". Según Datos, el 47 por ciento cree que Maduro todavía puede resolver estos problemas, contra el 46,5 por ciento que piensa lo contrario. Y algo que es clave políticamente: el 64 por ciento está a favor de la "salida constitucional" de Maduro, frente a un 22 por ciento que apuesta a que continúe. Maduro tomó el mando a la muerte de Hugo Chávez, el 5 de marzo de 2013, y luego ganó por mínimo margen las elecciones del 14 de abril, cuestionadas por la oposición, que denuncia un fraude mayúsculo.

A su vez, para el 83 por ciento, según Datos, es importante el desarme de los temidos paramilitares del chavismo, los "colectivos" motorizados, que actúan en forma coordinada con las fuerzas de la Guardia Nacional, una policía militarizada que tiene a su cargo la mayor parte en la represión de las protestas.

Pero en la vereda de enfrente, según Hinterlices, una consultora muy afín al chavismo, el 87 por ciento rechaza las protestas violentas que se grafican con las barricadas, llamadas "guarimbas", y desplegadas por los sectores más radicales de la oposición.

Según Datos, ante la pregunta "¿Cómo va el país?", sólo respondió en forma positiva un 27,2 por ciento; la negativa en cambio trepa al 72 por ciento y se extiende a todos los sectores sociales. En cuanto a las expectativas, sólo un 19,4 por ciento dice que ve "mejor" el futuro, contra un 53,9 por ciento que lo ve "peor". Son números contundentes que señalan el grave problema político y socioeconómico que aflige a Venezuela.

El desabastecimiento crónico también aparece en los sondeos. Para Datos, el desabastecimiento o escasez es el principal problema para un 30,5 por ciento, seguido de la inseguridad, con 29,1 por ciento. Venezuela sufrió más de 24.000 asesinatos en 2013, un récord devastador para un país de 30 millones de habitantes. Sobre la escasez, un 53 por ciento culpa al gobierno y sólo un 14,4 por ciento a las empresas y los empresarios.

Otra definición significativa es cuando se pregunta qué tipo de gobierno tiene el país. Un 46,4 por ciento lo define "una democracia", pero un 42,5 por ciento lo considera "una dictadura". Además, sólo para el 36,6 por ciento Maduro es quien manda, frente al 18,9 por ciento que cree que es Diosdado Cabello, titular del Legislativo y líder del ala militar del régimen chavista. Para el 12,5 por ciento, quienes verdaderamente gobiernan son "los cubanos".

Plaza ocupada. En tanto, fuerzas militares y policiales ocuparon la emblemática plaza Altamira y sus zonas adyacentes, en el este de Caracas, en un esfuerzo por acabar con las protestas. Altamira es parte del municipio de Chacao, corazón de las manifestaciones desde hace más de un mes. Más de 1.000 policías y soldados de la Guardia Nacional (policía militarizada) tomaron la plaza y se mantendrán allí por tiempo indefinido. A su vez, un oficial de la Guardia Nacional murió por heridas de bala recibidas durante una refriega la noche del domingo, llevando el número de muertos desde el 12 de febrero a 29.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS