Edición Impresa

Allanan dos prostíbulos y rescatan a 23 meretrices en el sur provincial

Uno de los burdeles que registró Gendarmería Nacional está en Melincué y el otro en Arteaga. Detectaron una red que explotaba a mujeres paraguayas, dominicanas, bolivianas y argentinas.

Domingo 02 de Septiembre de 2012

Una brigada de Gendarmería Nacional allanó a las 4 de ayer dos prostíbulos ubicados en esta localidad y en Arteaga y desbarató una organización de trata de personas que operaba en el sur santafesino. Durante el operativo, que llevó adelante la delegación Rosario de la fuerza nacional, rescataron a 23 mujeres mayores que permanecían bajo situación de vulnerablilidad, once de ellas de nacionalidad paraguaya, cinco dominicanas, una boliviana y seis argentinas.

Fuentes vinculadas a la investigación detallaron que no se halló en el lugar a ninguna menor, pero se detectó que las mujeres trabajaban bajo el accionar de una organización que se quedaba con el 60 por ciento de la recaudación de las meretrices y que además permanecían en sendos prostíbulos bajo condiciones inhumanas.

Uno de los allanamientos se realizó en el cabaret "Escorpio", ubicado en Melincué, donde los pesquisas rescataron a 19 mujeres, once paraguayas, tres dominicanas, una boliviana y cuatro argentinas.

En simultáneo, se registró otro local ubicado en la zona rural de Arteaga, próximo a la ruta provincial 15 y a unos cinco kilómetros de la planta urbana. Este último reducto no contaba con habilitación de ningún tipo y las mujeres se encontraban hacinadas.

"Eran obligadas a prestar servicios sexuales en las mismas habitaciones que utilizaban para vivir", explicó un informante y precisó que el local no tenía agua potable ni baños. En el cabaret de Arteaga Gendarmería rescató a dos meretrices dominicanas y dos argentinas.

Los gendarmes llegaron a los prostíbulos muñidos de órdenes de allanamiento emitidas por el Juzgado Federal Nº 4, a cargo de Marcelo Bailaque, quien tomó la decisión de intervenir los locales luego de una larga investigación que comenzó en diciembre de 2011. La pesquisa se originó a través de una denuncia realizada al 0800-888-8804, que Gendarmería Nacional dispone para estos casos.

Tras la queja, el magistrado instruyó una causa judicial a través de la Fiscalía Federal Nº 2 a cargo de Liliana Bettiolo, por violación a la ley 26.364 de trata de personas.

El proceso investigativo recayó en la Unidad de Procedimientos Judiciales y la Unidad de Inteligencia Criminal de la fuerza de seguridad federal con asiento en Rosario y jurisdicción en la zona.

Porcentajes. La larga investigación, que duró más de ocho meses, logró determinar que, si bien no había menores que prestaran servicios sexuales en los locales nocturnos, se detectó la existencia de una red delictiva que se dedicaba a explotar sexualmente a las mujeres. Las trabajadoras sólo percibían el 40 por ciento del dinero que recaudaban y el resto quedaba para los explotadores.

También se comprobó que los proxenetas financiaban los viajes de las mujeres que provenían de otros países, principalmente de Paraguay. Esa operatoria les generaba una dependencia económica con sus sometedores. La deuda creada en concepto de traslado o transporte era saldada con el dinero obtenido tras la primera semana de trabajo en los burdeles.

Las mujeres, en su mayoría provenientes de sectores humildes, acumulaban las magras ganancias de la siguiente semana y regresaban a sus hogares de origen tras permanecer entre 15 y 20 días bajo sometimiento y explotación sexual.

Contención. Las 23 mujeres rescatadas en los procedimientos fueron trasladadas ayer a Rosario y alojadas en un hotel en el que están bajo permanente contención y asistencia psicológica que les brinda un equipo de profesionales de la Oficina Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Víctimas de Trata de Personas, dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

Hasta el momento, la Justicia Federal ordenó la detención en carácter de incomunicado de Luis B., propietario del cabaret "Escorpio", imputado de proxenetismo, facilitamiento de la prostitución y explotación sexual de mujeres mayores de 18 años, quien será indagado por el juez durante la mañana del próximo lunes. Durante toda la jornada de ayer las 23 mujeres rescatadas prestaron declaración testimonial ante la Justicia Federal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario