Edición Impresa

Alerta naranja para el trigo y el maíz por la falta de lluvias

El informe GEA de la Bolsa local advierte sobre los daños del cereal panadero por la sequía. No arranca la siembra del grano

Sábado 28 de Septiembre de 2013

El área agrícola de la zona núcleo pampeana se mantiene con un nivel de desecamiento superficial que no permite arrancar el ciclo de granos gruesos. Así lo informó el servicio GEA de la Bolsa de Comercio de Rosario, que calificó la situación en "alerta naranja".

El trabajo puntualiza que las lluvias débiles y dispersas de la última semana "sólo posibilitaron iniciar la siembra maicera en casos puntuales", pero no cambiaron la tendencia de clima que se arrastra desde mediados del invierno.

A quince días de cerrarse la ventana de siembra del maíz, el avance de las labores es menor al 10 por ciento, ya que para generalizar las siembras de este grano se necesitan más de 30 a 60 milímetros.

Los pronósticos, por su parte, siguen señalando lluvias dispersas para este fin de semana y los días por venir.

En cuanto al trigo, se señala en el trabajo de la Bolsa rosarina que "pierde hojas, macollos y fue alcanzado por las heladas, con un potencial de rinde en la zona núcleo que puede quedar por debajo de los 30 quintales por hectarea".

Falta agua. Respecto al clima, se informa en el reporte bursátil que las lluvias débiles y algunas tormentas muy heterogéneas dejaron acumulados moderados durante los últimos siete días en la zona GEA.

Algunas zonas de las provincias de Buenos Aires y de Santa Fe recibieron entre 4 y 17 milímetros, mientras que Córdoba continuó padeciendo la ausencia de lluvias significativas en casi todo su territorio.

El máximo registro pluviométrico se midió en Rojas, provincia de Buenos Aires, con un total de 17,2 mm.

"El balance entre las precipitaciones dispares y la evapotranspiración siguen deteriorando las reservas hídricas, especialmente sobre Córdoba y Santa Fe, donde se observan condiciones de sequía en la totalidad del área", dice el reporte.

Las temperaturas máximas, en líneas generales, fueron levemente menores a los parámetros normales.

Las temperaturas mínimas, por su lado, estuvieron muy por debajo y provocaron heladas intensas en casi todas las zonas de la región agropecuaria núcleo.

"Con valores de entre 0 y 3 grados bajo cero y el trigo encañando, hay mucha preocupación por los efectos que pueden haber provocado este fenómeno en los cultivos, sobre todo en los cuadros que mostraban avances más adelantados".

Trigo en problemas. El trigo se encuentra encañando, mostrando la hoja bandera y algunos cuadros ya están espigando, según el informe del GEA.

La condición va de buena a regular, y se espera una recuperación de los lotes en las zonas donde hubo más de 10 milímetros.

En el resto de la zona, crece cada vez más la ansiedad para que llegue el agua por fin este fin de semana.

De todas formas ya hay hojas muertas, posibles daños en el desarrollo por las heladas, una fuerte perdida en el número de macollos por metro cuadrado y todo esto limita las perspectivas de rindes, que en muchos casos ya se ubican entre los 25 a 30 quintales por hectárea.

Maíz en retroceso. El avance de siembra de maíz, a sólo dos días de cerrar el mes de septiembre, es de apenas un 8 por ciento.

En las zonas donde las lluvias estuvieron por encima de los 10 mm fueron suficientes para sembrar sólo algunos lotes.

También las bajas temperaturas de los suelos es un factor más de riesgo para asegurar la emergencia del cultivo. En muchas áreas del oeste de GEA no se ha sembrado un sólo lote de maíz y los lotes están condicionados a que llueva en el corto plazo. Para comenzar se necesitan lluvias por encima de los 30 a 60 mm.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS