Edición Impresa

Alemania y la semifinal: Schweinsteiger respeta al anfitrión

El volante de Bayern Munich sabe que es un gran desafío enfrentar al equipo local. Y lamentó la baja de Neymar: "Uno siempre quiere que los grandes jugadores estén en esta clase de partidos".

Lunes 07 de Julio de 2014

El volante del seleccionado alemán Bastian Schweinsteiger sostuvo que “la ausencia de Neymar”, quien se lesionó
ante Colombia y quedó afuera de la Copa, “puede motivar más a Brasil”, de cara al partido de mañana a las 17 en el estadio Mineirao de Belo Horizonte, en una de las semifinales.

“Sentimos mucho la baja de Neymar y que no pueda jugar. Uno siempre quiere que los grandes jugadores estén en esta clase de partidos. Su ausencia, sin embargo, puede crear fuerza y unir a su equipo. Puede motivar más a Brasil”, aseguró Schweinsteiger en la conferencia de prensa que brindó ayer en Campo Bahia, Santa Cruz Cabrália.

“Brasil tiene dos técnicos experimentados que fueron campeones del mundo. Es una selección inteligente y con grandes individualidades que puede ser campeón”, agregó el futbolista de Bayern Munich.

El jugador analizó que “Brasil es el equipo más experimentado, el que más partidos jugó en los mundiales. Con un país loco por el fútbol y unos seguidores con una identificación increíble con la selección. Se respetan y tienen una alegría notable. Espero que el ambiente sea eso cuando juguemos contra ellos. Es lo que estamos asumiendo”.

Schweinsteiger, de 29 años, además analizó el partido ante Brasil: “Es vital, sin duda, enfrentarse contra el anfitrión. Y además supone un desafío, aparte de un gran honor. Aunque hubiera sido mejor no jugar con ellos hasta la final”, reconoció.

“El ambiente entre nosotros es muy bueno y estamos centrados en el juego. Claro que queremos ganar el partido. Necesitamos concentración y en eso estamos ahora”, puntualizó.

“El juego colectivo es fundamental, antes que lo individual. Lo antepongo en mi caso. Hicimos un buen trabajo y no hay grandes distancias entre nuestros jugadores. Ahora creo que estoy a un nivel alto y preparado para jugar más de 90 minutos si es necesario”, admitió.

Schweinsteiger, quien jugó además en Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, habló acerca del entrenador Joachim Löw, que no le aseguró la titularidad.

“El seleccionador toma la decisión correcta. Los partidos son intensos y agotadores. Descansar me vino bien. El ambiente siempre fue bueno entre nosotros. El objetivo es que Alemania sea campeona del mundo. Lo colectivo es lo primero”, insistió.

Por último se refirió al hecho de jugar su tercera semifinal consecutiva en un Mundial: “El equipo vuelve a estar en una semifinal. Pero cada jugador evolucionó un poco más y adquirió experiencia. Estamos confiados”.

El plantel alemán entrenó sin Mustafi

El seleccionado alemán se entrenó ayer sin el defensor Shkodran Mustafi, quien se desgarró contra Argelia y se perderá el resto del Mundial. “Los jugadores disponibles están en perfectas condiciones físicas. Luego de Francia había algunos tocados, con golpes, pero ya se recuperaron. Todos aguardamos las semifinales”, informó el médico Flick.

 Löw y una mirada sobre Brasil

Alemania vaticina que la baja de Neymar convertirá a Brasil en un rival más aguerrido y “mucho más difícil” de vencer en las semifinales del Mundial.
“Brasil sin Neymar es mucho más difícil que con Neymar”, señaló el entrenador Joachim Löw desde la concentración alemana en Santo André. “Me hubiese gustado que pudiese jugar”.
El entrenador analizó que, al perder a su máxima estrella, la selección brasileña redoblará esfuerzos y practicará un fútbol aún más contundente que el que viene mostrando en su Mundial. “Queda poco del modo de juego original de Brasil que conocemos”, deslizó Löw.
Neymar quedó fuera del Mundial al recibir un rodillazo en cuartos de final ante Colombia que le produjo una fractura de vértebra.
El partido de mañana será la décimotercera semifinal mundialista para Alemania y la undécima para Brasil. Ambos equipos se enfrentaron sin embargo sólo una vez en una Copa del Mundo: la final de Corea y Japón 2022 que los sudamericanos ganaron por 2-0.
La estadística general también favorece a Brasil, que ganó 12 de los 21 duelos ante Alemania, ganadora sólo en cuatro ocasiones.
Por otra parte, está claro que los alemanes están preocupados por el juego brusco de Brasil.
“Brasil es un equipo extraordinario que juega al límite de lo que permite el reglamento, y hasta va por encima del reglamento de ser necesario”, comentó el asistente del técnico Joachim Löw, Hansi Flick.
“No tengo nada en contra de jugar duro de buena fe, pero algunas de las faltas de Brasil se pasan de la raya. Los brasileños no sólo son magos con la pelota, el juego sucio es parte de su arsenal y tenemos que ser cuidadosos, y el árbitro también”, advirtió el asistente.
Brasil cometió 31 faltas en el triunfo sobre Colombia por los cuartos de final. Pero fue una de las 23 faltas de Colombia, cometida por Camilo Zúñiga, la que fracturó una vértebra de Neymar y dejó al genio de la verdeamarelha marginado por el resto del campeonato.
Flick cree que la ausencia de la estrella de Brasil podría ayudar anímicamente a los anfitriones en su duelo en Belo Horizonte. “Definitivamente es una pérdida para Brasil, Neymar ha cumplido con las expectativas, pero su ausencia puede unir más al equipo y esperamos a un oponente muy difícil”, señaló.

Rodríguez será el árbitro

El mexicano Marco Rodríguez fue designado ayer para dirigir el encuentro entre Brasil y Alemania por una de las semifinales. Este será el tercer partido para el árbitro, de 40 años, que ya estuvo en los partidos Bélgica-Argelia, por el grupo H, e Italia-Uruguay, por el D. Rodríguez estará acompañado por sus compatriotas Marvin Torrentera como asistente 1 y Marcos Quintero como 2. El cuarto árbitro será Mark Geiger (EEUU).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS