Edición Impresa

Alemania y Francia lanzan un plan para estimular el empleo juvenil

Las dos potencias quieren que el proyecto sea adoptado por la Unión Europea. "Será un New Deal para Europa", aseguran. La iniciativa busca movilizar 60.000 millones de euros en créditos blandos para empresas que contraten a menores de 25 años.  

Martes 14 de Mayo de 2013

Alemania y Francia preparan un plan para combatir el desempleo juvenil en Eurpoa que podría movilizar hasta 60.000 millones de euros en créditos blandos para empresas que se comprometan a contratar a menores de 25 años. El desempleo juvenil es uno de los aspectos más graves de los que afligen a la economía europea, con picos superiores al 50 por ciento en países en crisis profunda, como España y Grecia. Un total de 5,7 millones de jóvenes europeos menores de 25 años se encuentran desempleados (23,5 por ciento).

La iniciativa conjunta germano-francesa se presentará el próximo 28 de mayo en París y ha sido bautizada como "New Deal para Europa", en referencia al famoso plan puesto en marcha en los años 30 por el presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt para combatir la Gran Depresión, según publica ayer el periódico alemán Rheinische Post. El plan se basará en el nuevo fondo de 6.000 millones de euros para combatir el desemplee juvenil que los líderes europeos crearon en febrero como parte del presupuesto de la UE para el período 2014-2020, y que ya ha sido tachado de insuficiente por el propio presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso.

La idea es que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) utilice este fondo como garantía para obtener en los mercados hasta diez veces más de financiación —unos 60.000 millones de euros— que luego prestaría a las empresas que participen en el programa.

"Sería concebible establecer un vínculo entre las condiciones de crédito y la creación de puestos de trabajo y oportunidades de formación", asegura el presidente del BEI, Werner Hoyer. El plan se utilizará además para financiar la implantación del denominado "sistema de formación profesional dual" en los países del sur de Europa y para ampliar el programa de intercambio de estudiantes Erasmus. El sistema dual es una marca registrada de la economía alemana y de su sistema educativo desde los tiempos del Kaiser.

Al acto de París está prevista la asistencia de los ministros de Empleo de Francia y Alemania, Michel Sapin y Ursula Von der Leyden, así como de los responsables de Finanzas de ambos países, Pierre Moscovici y Wolfgang Sch„uble. España es el segundo país de la UE con mayor tasa de paro juvenil (55,9 por ciento), sólo superado por Grecia (59,1 por ciento). Un total de 5,7 millones de jóvenes europeos menores de 25 años se encuentran en una situación de desempleo (el 23,5 por ciento). Los líderes europeos ya han avanzado que pretenden aprobar nuevas medidas contra el paro juvenil en la cumbre que se celebrará a finales de junio.

Doble nacionalidad. El ministro alemán de Economía, Philipp Rosler, estudia ofrecer la doble nacionalidad a profesionales calificados extranjeros para hacer más atractivo su traslado a Alemania, según el diario económico Handelsblatt. El ministro, que hace esta propuesta en la víspera de la segunda cumbre demográfica alemana, considera que la primera economía europea debe articular una "verdadera cultura de bienvenida" que facilite la llegada de capital humano. Un elemento fundamental en esta estrategia es "la oferta de la doble nacionalidad", indicó Rosler al rotativo alemán.

"Para Alemania, como para otros muchos países, la creciente necesidad de personal calificado es un reto", agregó el ministro, que es también el líder del Partido Liberal Alemán (FDP), que toma como referente el modelo canadiense de fomento de la inmigración. Canadá acepta inmigrantes pero sólo mediante exámenes de capacidad profesional y según las necesidades específicas de su economía.

Rosler recalcó que Alemania precisa personal cualificado para "mantenerse competitiva e innovadora". El gobierno alemán hace años que subraya que necesita decenas de miles de profesionales, sobre todo ingenieros e informáticos, para mantener su nivel de crecimiento y con ello su relevancia económica global. El marcado cambio demográfico en Alemania y otros países del norte europeo, con un envejecimiento de la población que se acentúa con los años y muy pocos hijos por mujer, causa verdaderos "agujeros" en el sistema educativo alemán. Este problema se extiende en diverso grado a muchos otros países europeos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS