Edición Impresa

Alemania debió luchar más de lo pensado para vencer a Argelia en el complementario

Alemania cumplió con los pronósticos. Pero por el simple hecho de que se impuso ante Argelia por 2-1 y se clasificó a los cuartos de final. Porque la conquista teutona despertó un sinfín de interrogantes.  

Martes 01 de Julio de 2014

Los tantos del conjunto dirigido por Joachim Löw se hicieron esperar mucho más de lo esperado. Recién a los 2’ del primer tiempo complemetario el delantero André Schürrle abrió la cuenta, y el mediocampista Mesut Özil, a los 14 del segundo. Y dos minutos más tarde el volante Abdelmoumene Djabou descontó y estableció cifras definitivas.

El comienzo del partido sorprendió a propios y extraños. Porque Argelia cortó los circuitos creativos rivales en la mitad de la cancha y generó peligro cierto tras jugar con inteligencia de contra. Así tuvo las jugadas más claras de la primera parte del partido.

En cuanto a Alemania, poco y nada. Es que no fue el equipo ofensivo y punzante de la fase de grupos.

Luego del descanso los europeos encontraron más espacios y ante una merma en el físico de los Zorros del Desierto, emergió la figura del arquero Rais Mbolhi, responsable de mantener su arco en cero ante varias chances claras de los germanos.

Se las arregló Argelia para soportar el asedio alemán y llegar al tiempo suplementario, pero en el comienzo de éste, un centro de Thomas Müller encontró el taco izquierdo del ingresado Schürrle para establecer el 1 a 0.

El volante Mehdi Mostefa tuvo una oportunidad inmejorable para empatar tras un mal rechazo alemán en un córner, pero su remate se fue desviado cerca del poste derecho. Y Ozil, casi sobre el final, estiró la ventaja.

Ya en tiempo de descuento llegó el premio honorífico para los africanos, quienes descontaron y se fueron del Mundial con una grata imagen y su primera clasificación para los octavos de final.

Argelia no pudo vengarse del histórico Pacto del Molinón entre alemanes y austríacos en España 82, cuando los primeros ganaron 1-0 en el partido entre sí, en el único resultado que eliminaba a los africanos y clasificaba a ambos europeos, en uno de lo bochornos más grandes de los mundiales.

Para Alemania fue una actuación despareja ante un rival más débil que le deja la preocupación y pocas horas de descanso para enfrentar a Francia.

Argelia se fue con la frente bien alta

Los argelinos acusaron la derrota. Pero se fueron del estario Beira Río con la frente bien alta por la actuación que tuvieron en el Mundial, ya que lograron meterse en octavos de final por primera vez. Así lo dejó en claro el defensor Madjid Bougherra, quien aseguró que "le mostramos al mundo entero que Argelia tiene un gran equipo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS