Edición Impresa

Alemania confirma un segundo caso de espionaje estadounidense

La Fiscalía realizó registros en el domicilio particular y oficinas en Berlín del supuesto agente secreto al servicio de Washington.

Jueves 10 de Julio de 2014

Alemania confirmó ayer otro caso de espionaje estadounidense en suelo alemán, apenas una semana después de detener a un agente doble. La Fiscalía general de Alemania informó del registro del piso y las oficinas en Berlín de un presunto agente secreto de Estados Unidos. De acuerdo a informaciones del diario alemán Süddeutsche Zeitung, las autoridades comenzaron con los registros a primera hora de la mañana y se trataría de un trabajador del Ministerio de Defensa de Alemania. "Todavía no está claro lo que hay detrás", afirmó la ministra de Defensa, Ursula von der Leyen, al diario alemán Berliner Zeitung. La política cristianodemócrata también aseguró que Estados Unidos deberá sentarse con Alemania para hablar sobre cómo desarrollar en el futuro un trabajo conjunto. A pesar de este nuevo escándalo, la funcionaria descartó que vaya a haber consecuencias en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea.

Investigación. Según el rotativo bávaro los expertos habrían calificado este nuevo caso mucho como más serio que el del espía doble. El Ministerio de Defensa alemán confirmó que se están llevando a cabo investigaciones "en su ámbito", por lo que el Ministerio, el ejército o también los Servicios de Contraespionaje Militar (MAD) podrían haberse visto afectados por este espionaje. Sin embargo, el portavoz del Ministerio de Defensa, Uwe Roth, se negó a confirmar o a desmentir si el presunto espía investigado trabaja en el ministerio. "Se están llevando a cabo investigaciones. Para todo lo que tenga que ver con estas investigaciones tienen que hablar con la Fiscalía", repitió una y otra vez durante la rueda de prensa de portavoces del gobierno alemán. Este es el segundo caso de espionaje estadounidense en suelo alemán que sale a la luz en menos de una semana, después de que la semana pasada la Fiscalía detuviera a un empleado de los servicios secretos alemanes (BND) acusado de vender 218 documentos a Washington. De momento se descartó que exista relación alguna entre los dos casos de espionaje en Alemania.

Citan al embajador de EEUU. Debido a esta nueva denuncia, el embajador de Estados Unidos en Berlín, John B. Emerson, fue de nuevo convocado al Ministerio de Exteriores alemán, después de tener que acudir el viernes pasado para explicar lo del espía doble.

La canciller alemana, Angela Merkel, confirmó ayer que el jefe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense, John Brennan, contactó con el gobierno alemán por el escándalo del espionaje del agente doble. "Sólo puedo confirmar que hay conversaciones al respecto, pero no puedo decir nada sobre los resultados", contestó la mandataria al ser preguntada sobre si Brennan había intentado contactar con la Cancillería. El vocero de Merkel, Steffen Seibert, agregó que "el gobierno alemán está en contacto con Washington, pero hay que esperar antes de hablar de posibles consecuencias". De acuerdo a The New York Times, el presidente Barack Obama, no tenía conocimiento de la detención en Alemania de un supuesto agente doble cuando el jueves pasado habló con Merkel y la canciller no sacó el tema de conversación. Tampoco está claro quién estaba al tanto de lo ocurrido en la cadena de mando de los servicios secretos estadounidenses y por qué la información no llegó al Despacho Oval antes de la conversación entre los dos mandatarios.

Snowden

El ex agente de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden solicitó a Rusia la prolongación de su asilo que vence a fines de julio. Se desconoce si el estadounidense de 31 años solicitará la nacionalidad rusa. Snowden quedó varado en un aeropuerto de Moscú el año pasado cuando viajaba de Hong Kong a Cuba, poco después de que revelara el amplio programa de interceptaciones telefónicas de la NSA en el mundo.

Tema delicado

La vigilancia es un tema delicado en un país donde el recuerdo de la Gestapo, la policía secreta de los nazis, y la Stasi del este de Alemania hacen que el derecho a la intimidad sea muy apreciado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS