Edición Impresa

Alak vinculó el secuestro de Severo con la aplicación de la ley de medios

El ministro de Justicia de la Nación hizo una sorpresiva y polémica lectura del confuso episodio. El testigo del caso Ferreyra reiteró que "el mensaje fue contra la presidenta de la Nación".

Sábado 06 de Octubre de 2012

El ministro de Justicia, Julio Alak, sostuvo que hay que investigar "todas las hipótesis" en torno al secuestro de Alfonso Severo, a partir de las "gravísimas denuncias" que realizó el testigo tras su aparición, que —sorpresivamente— vinculó a la disputa por la aplicación de la ley de medios audiovisuales.

"La aseveración que hizo Severo es para investigar, porque se está denunciando un hecho gravísimo, porque denuncia que se está creando una suerte de situación institucional delicada para amedrentar a la presidenta, al gobierno y al Parlamento para que no avance en un acto decisivo como es dar por cumplido el proceso de desinversión que tiene que finalizar el 7 de diciembre y cumplir el multimedios Clarín", apuntó Alak.

Interpretó así las declaraciones del testigo, cuando indicó que su secuestro por 24 horas había sido "un mensaje" para la presidenta Cristina Kirchner. "Quiero agradecer la aclaración en forma pública de Severo de que él no había solicitado ingresar al programa de protección de testigos. A ese programa solamente se puede acceder si lo pide la Justicia, lo pide el interesado, y además está de acuerdo. Porque muchas veces el Ministerio ha querido incorporar testigos a este programa, pero el interesado no quiere cambiar su identidad o mudar a su familia", explicó Alak.

En el marco de una conferencia de prensa que brindó para denunciar la designación "irregular" del juez Raúl Tettamanti para decidir sobre la supuesta inconstitucionalidad del artículo 161 de la ley de medios (ver página 14), Alak destacó que "se deben investigar absolutamente todas las características y condiciones donde se ha producido esta ausencia". "Nos parece muy llamativa esta circunstancia, algo digno de ser investigado en todas las hipótesis", afirmó Alak. Y agregó: "Le agradezco a Severo la información que proporcionó en cuanto a que su secuestro podía ser una manera de amedrentar a la presidenta, que se ha caracterizado siempre por su enorme valentía que le permitió llevar adelante un programa de transformación inédita en Argentina junto a Néstor Kirchner".

Severo fue trasladado a la fiscalía para declarar sobre lo que le sucedió durante las casi 24 horas que estuvo privado de la libertad, y aseguró no tener miedo. Salió de su domicilio particular en el partido bonaerense de Avellaneda alrededor de las 8 en medio de una fuerte custodia policial. El testigo del caso Ferreyra aclaró a los periodistas que lo esperaban que no sabía quiénes fueron los autores de su secuestro. "Voy a declarar, voy a contar todo. No tengo miedo", aseguró el hombre antes de ingresar al auto que lo trasladó hacia la dependencia pública. Además, ratificó lo que había manifestado tras su liberación: que "el mensaje fue para la presidenta Cristina Kirchner".

En ese sentido, al ser consultado sobre si tenía previsto reunirse con la mandataria, afirmó no tener "ningún problema" en caso de que "ella quiere juntarse" con él. El testigo confirmó que declarará en el juicio que se le sigue a dirigentes de la Unión Ferroviaria por la muerte de Ferreyra, ocurrida el 20 de octubre de 2010.

Severo apareció el jueves en Gerli, con sus manos atadas con precintos, descalzo y con signos de haber sido golpeado.

El hombre, de 54 años, fue hallado tras haber pasado 24 horas desaparecido en la misma zona donde había sido presuntamente secuestrado el día anterior, en la localidad de Sarandí, luego de haber sido buscado intensamente por la Policía Bonaerense.

Al salir del Hospital Finochietto, donde fue revisado, el hombre que fue intensamente buscado afirmó que "el mensaje no fue para mí; fue para la presidenta", aunque evitó dar mayores precisiones.

Identikit

Alfonso Severo salió al cruce de Julio Alak, quien vinculó su secuestro a la aplicación de la ley de medios. “¿Con la ley de medios? No conozco nada de eso”, afirmó. Además, señaló que pudo ver a uno de sus secuestradores y elaboró un “identikit”. “Estaba metido en una bolsa, pero escuchaba los trenes, las gallinas, los zorzales”, mencionó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario