Edición Impresa

Al menos cortó la mala racha

Argentino no pudo con Yupanqui y cosechó un empate en su propio reducto.

Lunes 06 de Abril de 2015

En lo que fue el peor partido de la temporada, Argentino empató ayer sin goles con Yupanqui en el marco de la cuarta fecha del torneo de Primera D. Fue un encuentro en el que el salaíto se mostró lejos del nivel demostrado en otros cotejos. El objetivo de ganar en el Olaeta no se cumplió pero al menos cortó la racha de dos derrotas consecutivas.
  En el primer tiempo arrancó con todo, enseguida ganó en el medio campo y empezó a imponer condiciones, pero ese ímpetu duró muy poco ya que Yupanqui lentamente fue haciéndose de la pelota, generó peligro y complicó a la última línea de Argentino, sobre todo con los pelotazos cruzados.
  Casi todo el parcial se jugó muy lejos de las áreas y todo se resumió a mucha garra, pocas ideas y pelotazos intrascendentes al cielo para finalmente cederle la pelota al rival. Aún así, las situaciones más claras fueron de Yupanqui, que en el balance fue levemente superior.
  En el complemento las acciones se hicieron más entretenidas y ambos dispusieron de ocasiones claras para desequilibrar. Más por la propia impericia que por mérito de la defensa rival el marcador no sufrió alteraciones. A los 7’, Camafreita tras una excelente habilitación de C. Díaz quedó solo delante del arquero, tiró la pelota de emboquillada y esta se fue cerquita del horizontal defendido por Aleman.
  A los 23’ el delantero tuvo una nueva chance: ensayó una chilena pero la suerte le resultó esquiva, la pelota pegó en el palo y se fue afuera.
  Yupanqui no se quedó atrás y apenas tres minutos después un furibundo disparo de Veragua también se estrelló en un palo y a los 26’ Andrada tuvo que esforzarse para sacar la pelota al córner tras un cabezazo del mismo delantero.
  Sin embargo la más clara estuvo casi en el final, a los 31’, cuando tras un córner, la pelota cruzó toda el área chica y le quedó servida a Aguilar, quien prácticamente abajo de los tres palos la tiró afuera para alivio de los salaítos.
  Así Argentino y Yupanqui repartieron más errores que aciertos y sellaron un 0-0 muy aburrido y digno de olvido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario