Edición Impresa

Ahora Nación admite que investiga un incidente aéreo en el aeropuerto de Fisherton

El 4 de mayo, un avión de TAM con 150 pasajeros a bordo abortó el aterrizaje al percatarse de la presencia de un ultraliviano en la pista. Ramos dijo que el hecho "no fue de gravedad".

Sábado 17 de Mayo de 2014

Tras dos semanas de hermetismo en torno al episodio ocurrido en el aeropuerto local, donde un ultraliviano aterrizó muy cerca de un Airbus de TAM proveniente de San Pablo, el secretario de Transporte de la Nación, Alejandro Ramos, rompió el silencio oficial. "No digo que no hubo incidente. Se está investigando y tuvimos conocimiento de un hecho que había pasado sin ninguna gravedad. Lo que queremos es investigar. Si pasó algo, que quede claro; y si no pasó nada, que también quede claro", precisó el funcionario a La Capital.

La versión no oficial de la comisión investigadora le suma más polémica al controvertido episodio ocurrido el 4 de mayo pasado, cerca de las 11 de la mañana. El piloto alemán que conducía el ultraliviano le dijo a este diario que lo ocurrido "fue muy peligroso".

Lo misma impresión tuvo una pasajera del vuelo de TAM 8130 proveniente de San Pablo, quien agregó que lo ocurrido "fue tremendo. A poco de aterrizar, desde la ventanilla se veía la pista y el piloto hizo una maniobra sumamente brusca", recordó.

El ultraliviano habría recibido el okey de la torre de control para aterrizar cuando estaba a cuatro millas de la pista. Pero en paralelo, se autorizó a descender al airbus de TAM cuando se encontraba a 12 millas. A unos 200 metros de tocar la pista, el avión comercial hizo un giro para evitar el aterrizaje, ya que estaba a sólo un kilómetro del ultraliviano. Tomó altura y se quedó en el aire 15 minutos hasta que luego tocó tierra rosarina.

A una semana de lo ocurrido, y luego de cuatro días de pesquisas, la Junta de Investigación de Accidentología de Aviación Civil le tomó declaración al piloto de TAM, al del ultraliviano y al controlador, se analizaron las desgrabaciones de los diálogos y, extraoficialmente, se destacó que no hubo incidente, ni denuncia y se siguieron los protocolos correspondientes.

A raíz de esto, las fuentes consultadas habían detallado que no se justificaba seguir adelante con la investigación.

Sin embargo, ninguna voz oficial confirmó esta versión. "No hay comunicado, porque no hay incidente", había dicho un vocero (que pidió no ser identificado) de la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac). En sintonía, un alto mando local de Fuerza Aérea negó el incidente, pero admitió que se había investigado y girado conclusiones a Buenos Aires. "El piloto alemán declaró ante la Junta y no reportó nada, tampoco el piloto de TAM y las desgrabaciones de la torre de control son normales", dijo extraoficialmente.

 

Voz oficial. Quince días después, el secretario de Transporte de la Nación se convirtió en el único funcionario que habló del tema oficialmente. Lo hizo ayer, en el marco de la apertura de los sobres con las ofertas económicas para la construcción de los andenes de la estación Rosario Sur, donde correrá el tren Rosario-Retiro (ver aparte).

"Hemos tomado conocimiento. Se está instruyendo todo lo que sea necesario. Por la información que tenemos, no hubo ningún hecho de gravedad. Lo que está claro es que estamos investigando y vamos a agotar todas las instancias a los fines de que si hay algo que aclarar o investigar, se haga. Estas son las instrucciones nuestras a través de la Anac y de la Junta de Investigación de Aviación Civil, que es un organismo que hemos conformado por decisión de la presidenta, creada para investigar todos los hechos".

En relación a lo sucedido, el funcionario nacional precisó: "La verdad es que no hemos tenido ninguna denuncia, pero estamos trabajando de oficio con el aeropuerto para dejar claro de todo lo que sea necesario".

Ramos admitió que ya desde la semana anterior al desembarco de los pesquisas en el aeropuerto local tenían conocimiento del episodio. "Tengo la tranquilidad que, mas allá de lo mediático, ya veníamos trabajando en esto".

—¿Pero hubo incidente?

—No digo que no hubo. Se está investigando. Tuvimos conocimiento de un hecho que había pasado, pero sin ninguna gravedad, queremos investigar para dejar claro todo lo que deba hacerse.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario