Edición Impresa

Ahora evalúan que sea voluntario el bono para las Colectividades

Esa opción empezaron a negociar ayer en el Concejo los bloques de concejales del oficialismo y la oposición para descomprimir la tensión previa al encuentro.

Miércoles 29 de Octubre de 2014

El Concejo comenzó a evaluar ayer la opción de hacer voluntario y no obligatorio el bono de $10 para ingresar a la Fiesta de Colectividades. Fue la opción que encontraron oficialismo y oposición para descomprimir la tensión política a diez días del inicio del evento más popular de la ciudad. El Frente Progresista aceptaría resignar el pago excluyente y el arco opositor no insistiría con la gratuidad de la feria. Para evitar discusiones legales sobre competencias, la disposición la adoptará el Ente Turístico Rosario (Etur) a través de los ediles que lo integran. Resta definir quién asume el costo de presentar la propuesta.
  Formalmente, ayer no tuvo quórum para deliberar la estratégica Comisión de Gobierno. Pero las negociaciones se trasladaron a los pasillos del Palacio Vasallo, a los despachos de los ediles y a las conversaciones por celular, en las cuales también intervino la plana mayor de la Intendencia.
  La oposición ya había avisado que iba a rechazar la estrategia del municipio de cobrar $10 para entrar a la feria, ratificando que la potestad de fijar valores de ingreso a un evento popular en un espacio público es facultad del Concejo.
  El oficialismo y la Municipalidad salieron al cruce de ese argumento y plantearon que al ser “recursos no tributarios”, es decir que no creaba nuevas tasas, el Etur como entidad autárquica podía fijarlo sin pasar por el filtro de los ediles.
  “Desde el punto de vista normativo la ley orgánica del municipio es muy clara al establecer las atribuciones del Concejo de crear impuestos o rentas en el sentido de recursos tributarios, como la TGI o el Drei”, advirtió la secretaria de Hacienda, Verónica Irízar.
  Para la funcionaria “en el caso del bono de Colectividades, está claro que la atribución es del Ejecutivo, así como hoy se fijan los precios de valores de entradas al tríptico de la infancia, espacios de deportes o de cultura”.
  “Lamentablemente —siguió por La Ocho—nos vemos envueltos en un debate que es populista. Pensar que estamos privatizando el espacio público o que estamos dejando de hacer popular una fiesta para la familia rosarina por cobrar 10 pesos por 10 días de fiesta es un debate que no está a la altura de una ciudad como Rosario”.
  Por su parte, la edila María Fernanda Gigliani (Iniciativa Popular) destacó: “No se trata de precios, sino de valores; el valor que tiene el espacio público”.
  Al respecto sugirió que si el municipio no puede afrontar con su presupuesto el costo que insume reacondicionar el Parque Nacional a la Bandera, “puede obtenerlo del producido por las ventas que se realizan en la actividad y no de un bono o pago compulsivo impuesto a los concurrentes”.
  Ayer, cuando el consenso estaba cerca de alcanzarse surgió un escollo: faltaba acordar quién presentaba la idea en el Etur. La oposición pretendía que fuera un actor oficialista (el edil Aldo Poy que integra el Ente o el propio Ejecutivo), y el oficialismo planteó un esquema a la inversa.
  Por lo bajo, todos los consultados admitieron que entre hoy y mañana el asunto debe definirse. La edición número 30 de colectividades arranca el viernes 7 de noviembre y hay que ultimar los detalles logísticos de la venta de entradas o el mecanismo que se acuerde para el ingreso al evento.
  La Comisión de Gobierno quedó abierta a ser convocada en cualquier momento para destrabar el asunto y luego llevarlo al recinto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario