Edición Impresa

Agustín Rossi se sumó a las críticas contra el juez Bonadío

Frente judicial. El ministro de Defensa dijo que el allanamiento que ordenó el juez a un hotel de Cristina en el sur fue una acción política más que judicial.

Lunes 01 de Diciembre de 2014

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, afirmó ayer que el allanamiento a las oficinas de Hotesur, la empresa que administra una cadena hotelera de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, "está más cerca de una acción política que de una acción judicial".

Rossi, precandidato presidencial del kirchnerismo, también cuestionó al juez federal Claudio Bonadío que investiga las irregularidades en el manejo de la empresa al señalar que el magistrado "trata de construir su propio escudo de protección" por las causas que tiene en su contra en el Consejo de la Magistratura.

Respecto del operativo por el caso Hotesur, el funcionario dijo que eso "no responde ni siquiera a los requerimientos de la denunciante", la diputada Margarita Stolbizer.

Rossi advirtió que este procedimiento "está más cerca de una acción política que de una acción judicial".

También desde el oficialismo, el diputado Eduardo Wado De Pedro señaló que cada movimiento de un expediente contra el juez Bonadío trae "aparejado una denuncia o un allanamiento al Ministerio de Justicia, a alguien vinculado al gobierno o al ministerio público".

Por el lado de la Justicia, el presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional, Ricardo Recondo, indicó que el gobierno intenta "controlar jueces" y "cooptar" el Poder Judicial y aseguró que el juez que investiga "es perseguido; el juez que tapa es premiado".

Recondo lamentó los ataques de la política a magistrados al opinar sobre las denuncias que enfrenta Bonadío y señaló: "Hagamos abstracción de los nombres, acá hay un sistema. El juez que investiga es perseguido; el juez que tapa es premiado".

Y recordó que mientras cumplió tareas en el Consejo "ninguna de las causas que tuvo Bonadío era merecedora ni siquiera de una sanción", por lo que remarcó que "el país y la democracia están en grave riesgo".

Henn calificó a Ramos de "soberbio y agresivo"

El vicegobernador Jorge Henn salió al cruce de las declaraciones del secretario de Transporte de la Nación, Alejandro Ramos, sobre la gestión del Frente Progresista en la provincia. En ese sentido, aseguró que "los agresivos dichos de Ramos" fueron "agresivos, soberbios y equivocados". El ex intendente de Granadero Baigorria y precandidato a gobernador del Frente para la Victoria había dicho que en Santa Fe "gobierna un rejunte entre el socialismo y radicalismo, que se amontonaron para ganar, y hoy tienen un desastre en la gestión de la provincia".

Para Henn, los dichos de Ramos "van en contra de lo que hoy la gente de nuestra provincia necesita", y sostuvo que "en nuestro gobierno trabajamos todos con un mismo objetivo, que es darle soluciones a los problemas que viven cotidianamente nuestros ciudadanos. Que personas de distintas opiniones políticas se junten para ver como se pueden mejorar las cosas es lo mejor que nos puede pasar".

Para el radical, "la declaración de arrogancia que hace Ramos, diciendo que «no se amontonará para ganar porque después trae problemas para gobernar» no sólo es soberbia sino equivocada".

En esa línea, Henn remarcó que "en nuestra provincia hemos tenido experiencias de todo tipo, y aquellas donde un grupo gobernó solo, rechazando cualquier aporte, y creyendo que solos podían resolver los problemas que vivimos, fueron las peores". El vicegobernador aconsejó con ironía que "Ramos podría bajarse de su pedestal".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario