Edición Impresa

Aguas Santafesinas está en alerta por el impacto de la devaluación en sus costos

El presidente del directorio de Aguas comentó que hace ya varios días “muchos proveedores frenaron entregas de productos y, en este momento, no hay precios de referencia en el mercado”.

Viernes 31 de Enero de 2014

La devaluación del peso puso en alerta a las autoridades de Aguas Santafesinas SA (Assa). La empresa pública que suministra agua potable y saneamiento a 15 localidades de la provincia tiene muchos insumos con un componente dolarizado y el salto de la divisa impactará en su estructura de costos. “No sabemos en qué magnitud, hay mucha incertidumbre”, planteó ayer el titular de la firma, Sebastián Bonet. El funcionario confirmó que varios proveedores frenaron las entregas de productos “y, por ahora, no hay precios de referencia” en el mercado.

   Bonet confió a La Capital que desde la semana pasada, cuando el gobierno nacional (a través del Banco Central) convalidó la trepada del dólar oficial a 8 pesos, “se generó un escenario de mucha incertidumbre en el sector, como ocurre en distintas actividades de la economía”.

   Una parte importante de los insumos que utiliza a diario Assa para el proceso de potabilización y suministro del agua potable tienen un componente importado y, como tal, están atados al valor de la divisa norteamericana. Cloro, coagulante, caños y bombas, por citar los más representativos.

   El presidente del directorio de Aguas comentó que hace ya varios días “muchos proveedores frenaron entregas de productos y, en este momento, no hay precios de referencia en el mercado”.

   Bonet aclaró que la empresa “tiene stock de esos insumos para 90 días, pero obviamente es un tema que obliga a estar muy atentos” en su evolución.

   En ese sentido, el funcionario estimó que “la semana próxima la mayoría de esas variables tendrán valores actualizados y sabremos con precisión que impacto habrá tenido” la devaluación.

   Cuando se le consultó al presidente de Aguas si la empresa estaba en condiciones de absorber eventuales subas de costos para no trasladarlas a la tarifa que pagan los usuarios, señaló: “Todavía no sabemos con qué precios nos vamos a encontrar. Hoy no está en estudio ese escenario”.

   Bonet precisó que actualmente, tras el último aumento tarifario convalidado por el Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress), que fue del 15 por ciento en septiembre y 10% en noviembre, la compañía sanitaria cubre con recursos propios el 85 por ciento de su costos operativos.

   El titular de Assa se mostró confiado en que la Casa Rosada convoque a los distintos eslabones del sector sanitario para analizar los números del sector y acordar política de precios sin grandes oscilaciones, como se viene haciendo con distintas actividades.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS