Edición Impresa

Afirman que en diez años no controlaron a International Park

La oposición cuestionó la falta de fiscalización de la Municipalidad al parque de diversiones donde fallecieron dos adolescentes. Según los ediles Schmuck y Cortés sólo hubo chequeos administrativos al concesionario y ningún análisis mecánico de juegos.  

Miércoles 04 de Septiembre de 2013

La oposición en el Concejo denunció ayer que durante "diez años" el parque de diversiones de Oroño y 27 de Febrero donde murieron dos adolescentes no tuvo "ningún" control ni mantenimiento. "Sólo hubo fiscalizaciones administrativas en las que analizaban libreta sanitaria, salidas de emergencia y matafuegos. Pero nunca un chequeo mecánico sobre los juegos", disparó la edila radical María Eugenia Schmuck. "Sólo en 2002 hubo un intento poco serio de controlar que no prosperó porque designaron a un ingeniero civil y no mecánico que rechazó la inspección", agregó el concejal Alberto Cortés.

El gremio de trabajadores municipales fue más allá al advertir: "Es un milagro que no hayan ocurrido otras tragedias en la ciudad. A los parques de diversiones temporales que se instalan en Rosario no se les exigen medidas de seguridad ni se los controla mecánicamente", aseveró Antonio Ratner, jefe del sindicato de empleados comunales.

Mientras, el oficialismo consiguió ayer ganar más tiempo en su estrategia parlamentaria para evitar la virtual interpelación de funcionarios de alto rango por su responsabilidad en la otra tragedia que enlutó a la ciudad el mes pasado (ver aparte).

No obstante, en el Palacio Vasallo los cuestionamientos hacia el Ejecutivo se profundizaron. El disparador de la mayor embestida fue la decisión judicial de citar a la inspectora que controló el parque de diversiones concesionados bajo la imputación de homicidio y lesiones culposas.

"Una vez más se pretende buscar chivos expiatorios en empleados de menor jerarquía ante una situación que a todas luces está plagada de irresponsabilidades e irregularidades por parte de los principales responsables políticos de varias gestiones al frente de la Intendencia", lanzó Cortés.

En ese sentido el edil del Frente del Pueblo Sur (FPS) aseguró que "el único intento, aunque poco serio de establecer algún tipo de control técnico por parte del municipio al parque de diversiones se registró en agosto de 2002".

Según Cortés, en aquella oportunidad "se propuso designar al ingeniero Soboliosky para realizar el contralor de inspección de los juegos mecánicos. Como era ingeniero civil y no mecánico, muy correctamente elevó una nota al director de Obras de Arquitectura informando que no contaba con conocimientos ni experiencia al respecto".

"Nunca más —continuó— se registró, a posteriori, otro intento de la Municipalidad por establecer algún tipo de supervisión técnica sobre juegos peligrosos en una concesión que ya lleva más de diez años. Ni bajo la intendencia de Binner, ni la de Lifschitz, ni tampoco la de Mónica Fein".

En la misma línea se manifestó Schmuck. "De acuerdo a información oficial a la que accedimos, las actuaciones de la Municipalidad fueron meramente administrativas en el control de esta concesión. Revisaban el estado de las libretas sanitarias de los trabajadores, los matafuegos, salidas de emergencia y otras variables similares", enumeró.

"Pero nunca se hizo —agregó— un control mecánico sobre los juegos, como las pruebas de calidad que exige el contrato de concesión. Más allá de la investigación judicial que dirimirá responsabilidades penales, el compromiso político de controlar no se cumplió y eso es lo que estamos objetando desde el Concejo".

Roles. Ratner abonó ese criterio. "La inspectora que será indagada por la Justicia (por homicidio y lesiones culposas) no está capacitada para hacer controles mecánicos. Se trata de una excelente funcionaria, con 30 años de servicio que se encargaba de controlar salones de fiestas, que obviamente es algo totalmente distinto", aseveró por La Ocho.

Luego el dirigente gremial sumó otra descripción preocupante. "En realidad lo que pasó en el parque Independencia pudo haber ocurrido en otros lugares. De milagro no hubo otras tragedias en la ciudad. A los parques de diversiones temporales que se instalan en Rosario no se les exigen medidas de seguridad ni se los controla mecánicamente", señaló.

Para Ratner, el "gobierno municipal es el principal responsable de esta situación. Por ejemplo, una ciudad de un millón de habitantes no puede tener como Rosario un solo decibelímetro para medir los ruidos, que además a veces no funciona. Hay que cambiar muchas cosas para que mejore el panorama".

Un empate que salvo al oficialismo

La ausencia de un concejal opositor (el macrista Rodrigo López Molina) en la comisión de Gobierno favoreció la estrategia del socialismo y logró frenar la citación de funcionarios al Palacio Vasallo para que respondan sobre su responsabilidad en los controles al parque de diversiones. La votación terminó empatada en tres, pero la oposición confía en conseguir el número el martes próximo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS