Edición Impresa

Afianzan los operativos contra las picadas ilegales en la zona norte

La decisión de controlarlas parece no ser suficiente para los fanáticos de las picadas, que se vieron perjudicados con la clausura del circuito ilegal de Ovidio Lagos al 6800 tras la muerte de un corredor

Domingo 16 de Septiembre de 2012

Continúan las peligrosas picadas ilegales en medio de las calles de la zona norte y por ellas se afianzaron los operativos instrumentados por el municipio y la policía. Sólo entre el miércoles, jueves y ayer se incautaron y remitieron al corralón 12 autos y 35 motos. La decisión de controlarlas parece no ser suficiente si se tienen en cuenta los reclamos de los fanáticos de las picadas, que se vieron perjudicados con la clausura del circuito ilegal de Ovidio Lagos al 6800 tras la muerte de un corredor, en febrero de este año.

Ayer, alrededor de las 14, unos 70 agentes de distintas reparticiones municipales (Tránsito, Control Urbano, Guardia Urbana Municipal) y de la policía provincial se apostaron en la rotonda de la cabecera del puente a Victoria para persuadir a quienes pudieran estar preparándose para correr.

“Por falta de documentos, cascos y por poseer vehículos antirreglamentarios técnicamente, con los amortiguadores bajos y preparados para picar, incautamos hoy (por ayer) 15 motos y 7 automóviles. Tres de esas motos eran de importante cilindrada. No fue un operativo sorpresa sino de disuasión”, remarcó el director de Tránsito, Henry Fabbro.

La misma estrategia se había puesto en marcha el miércoles y el jueves de esta semana en el paseo Ribereño. La primera noche la carrera se estaba realizando cuando llegaron los inspectores y fue allí que los participantes se dispersaron. La segunda noche, quienes intentaban correr no llegaron a organizarse.

“Los operativos seguirán en la zona norte. También continuaremos con los de alcoholemia durante el fin de semana. El viernes controlamos en Dorrego y Santa Fe y a los conductores de 16 autos y dos motos les dio positivo el test”, detalló Fabbro.

Desde la Agencia de Seguridad Vial del municipio aseguraron que durante todo este año se remitieron más de 4.500 motos al corralón. Y 500 de esos rodados fueron incautadas en operativos vinculados a picadas ilegales en la vía pública.

Insisten en Facebook con un picódromo

“Picadas de autos y motos Rosario. Ovidio Lagos 6800”. Así se llama el perfil de los fanáticos de carreras de autos que durante 35 años se corrieron en un picódromo ilegal, en la zona sur de Rosario. El lugar fue clausurado en febrero de este año tras la muerte de Maximiliano Primucci, de 29 años, y oriundo de Pérez. El domingo pasado, a las 15, se organizó una reunión en el predio clausurado, según se pudo leer ayer en la red social. Nada se dijo sobre el esclarecimiento de la muerte de Primucci ni sobre la falta de medidas de seguridad por las que fue inhabilitado el circuito, que estaba a cargo de Marcos Espósito. En Facebook se detalló que a la reunión asistieron 100 personas y se rescató “el trabajo” realizado “en beneficio de la juventud y los de la vieja guardia” y lamentaron el cierre del predio: “un lugar donde puedan iniciarse los jóvenes y volverse competitivos”. Varios “amigos” alientan la reapertura aunque se cerró porque no tenía habilitación ni protección para el público ni agentes sanitarios.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario